formacion reticular Flashcards Preview

1Neuroafi > formacion reticular > Flashcards

Flashcards in formacion reticular Deck (155):
1

El término formación reticular se refiere a una masa de neuronas y fibras nerviosas que se extiende de

la médula oblongada .caudal al mesencéfalo rostral y se continúa con la zona incierta del subtá-lamo y lbs núcleos intralaminares y reticulares talámicos de la línea media

2

la formación reticular del tallo cerebral se divide en los grupos nucleares siguientes

1. Rafe mediano.
2. Reticular paramediano.
3. Reticular medial.
4. Reticular lateral

3

El grupo nuclear del rafe mediano incluye los núcleos de la linea media siguientes:

rafes oscuro y pálido en la médula oblongada; rafe magno en el puente de Varolio caudal y la médula oblongada ros-tral; rafe pontino en el puente de Varolio,y núcleos del rafe dorsal y central superior (Bekhterev) en el mesencéfalo.

4

El neurotransmisor de la mayor parte de los núcleos del rafe es

la serotonina.

5

Los núcleos reticulares paramedianos se localizan en situación lateral respecto del

fascículo longitudinal y el lemnisco mediales.

6

. Los núcleos reticulares paramedianos. Incluyen

el núcleo reticular paramediano en la médula rostral y el puente de Varolio caudal y el núcleo reticulosegmentario en el puente rostral y el mesencéfalo caudal.

7

El grupo nuclear reticular medial incluye

el núcleo reticular gi-gantocelular en la médula oblongada, y el núcleo reticular del puente caudal y el núcleo reticular pontino bucal en el puente de Varolio.

8

El grupo nuclear reticular lateral incluye los núcleos siguien-tes:

núcleo reticular parvocelular y núcleo reticular lateral en la médula oblongada; núcleo reticular parvocelular en el puente de Varolio; núcleos parabraquial y pedunculopontino en el puente de Varolio rostral y el mesencéfalo caudal; y los núcleos reticulares cuneiforme y subcuneiforme en el mesencéfalo.

9

La formación reticular del tallo cerebral continúa hacia

el diencéfalo

10

El núcleo reticular del tálamo, situado en un plano lateral respecto de la cápsula interna, es una continuación de

la formación reticular del tallo cerebral.

11

Los núcleos del rafe de la médula oblongada (rafes magno, oscuro y pálido) reciben aferencias de

la médula espinal, núcleos trigemi-nales sensoriales (aferencia sensorial de segundo orden) y sustancia gris periacueductal del mesencéfalo.

12

Los núcleos del rafe de la médula oblongada se proyectan al

cerebelo, el asta dorsal de la médula espinal (neuronas espinotalá-micas) y núcleos trigeminales.

13

constituyen el sustrato anatómico del efecto analgésico de la estimulación eléctrica de la sustancia gris periacueductal del mesencéfalo.

La aferencia facilitadora de la sustancia gris periacueductal a los núcleos del rafe de la médula oblongada y las proyecciones in-hibidoras de está última en neuronas espinotalámicas en el asta dorsal de la médula espinal

14

. Los núcleos del rafe del puente de Varolio rostral y el mesen-céfalo (rafe del puente, rafe dorsal, central y superior) reciben afe-rencias de

la corteza prefrontal, el sistema límbico y el hipotálamo

15

Los núcleos del rafe del puente de Varolio rostral y el mesen-céfalo (rafe del puente, rafe dorsal, central y superior) se proyectan de forma amplia al

cerebro anterior, el cerebelo y el tallo cerebral.

16

En virtud de sus conexiones resulta evidente que los núcleos del rafe caudal participan en los mecanismos del

dolor,

17

En virtud de sus conexiones resulta evidente que los núcleos del rafe caudal participan en los mecanismos del dolor, en tanto que los núcleos del rafe rostral son parte del

sistema reticular activador relacionado con la vigilia, la alerta y elsueño.

18

Además del grupo medial de núcleos en la médula oblongada y el puente de Varolio (núcleos reticular gigantocelular, pontino caudal y bucal), se incluyen aquí dos núcleos del

grupo lateral de núcleos reticulares en el mesencéfalo (cuneiforme y subcuneiforme) por el patrón de conectividad similar.

19

Las aferencias a este grupo de núcleos reticulares medial se originan en

la médula espinal (espinorreticular), colaterales de los sistemas sensoriales ascendentes (espinotalámico y axones de segundo orden de los núcleos trigeminal y auditivo), colículo superior (tectorre ticular), cerebelo (vestibulocerebeloso), hipotálamo y corteza cerebral.

20

Las proyecciones descendentes del grupo medial de núcleos reticulares se proyectan a

la médula espinal (fascículos reticuloespinales pontino y de la médula oblongada localizados en los funículos ventral y lateral de la médula espinal, respectivamente).

21

Las proyecciones ascendentes del grupo medial de núcleos reticulares están destinadas a

núcleos intralaminares del tálamo (centromediano y parafascicular) y los núcleos colinérgicos basales (núcleo basal de Meynert, núcleo de la banda diagonal).

22

Las proyecciones descendentes de este grupo de núcleos reticulares medial sugieren una actividad en

el control motor

23

Las proyecciones descendentes de este grupo de núcleos reticu-lares medial sugieren una actividad en el control motor, en tanto que las ascendentes relacionan estos núcleos con

la conciencia y la alerta.

24

El núcleo reticular del puente caudal suele vincu-larse con

el sueño paradójico

25

El núcleo reticular del puente caudal suele vincu-larse con el sueño paradójico. Las lesiones bilaterales en el núcleo eliminan por completo

el sueñO paradójico

26

Las lesiones bilaterales en este nucleoeliminan por completo el sueñO paradójico

El núcleo reticular del puente caudal

27

El grupo paramediano de núcleos reticulares (reticular paramediano y reti.culotegmentario) recibe aferencias de

la médula espi-nal (espinorreticular), corteza cerebral y núcleos vestibula-res

28

El grupo paramediano de núcleos reticulares (reticular paramediano y reti.culotegmentario) se proyecta al

cerebelo

29

El grupo lateral de núcleos reticulares en la médula oblongada y el puente de Varolio (parvocelular y lateral) constituyen el compo-nente receptor de

los núcleos reticulares

30

El grupo lateral de núcleos reticulares en la médula oblongada y el puente de Varolio (parvocelular y lateral) Reciben aferencias del

nú-cleo rojo contralateral, médula espinal (fascículos espino-talámico y espinorreticular) y neuronas de segundo orden de los sistemas sensoriales trigeminal, auditivo y vestibular.

31

El grupo lateral de núcleos reticulares en la médula oblongada y el puente de Varolio (parvocelular y lateral) se proyectan a

los dos hemisferios del cerebelo (en especial en forma homolateral) y el grupo medial de núcleos reticulares.

32

de la formacion reticular se encontro un centro espiratorio en que parte de la formacion reticular

área reticular parvocelular de la médula oblongada

33

El núcleo pedunculopontino (puente de Varolio rostral-mesen-céfalo caudal) recibe aferencias de

la corteza cerebral, el segmento medial del globo pálido y la sustancia negra (parte reticular).

34

El núcleo pedunculopontino (puente de Varolio rostral-mesen-céfalo caudal) Se proyecta al

tálamo y la parte compacta de la sustancia negra.

35

El núcleo pedunculopontino (puente de Varolio rostral-mesen-céfalo caudal) se encuentra en una región de la cual pueden inducirse por estimulación

movimientos de caminata (centro locomotor )

36

El núcleo parabraquial (puente de Varolio rostral-mesencé-falo caudal) recibe aferencias de

la amígdala y el núcleo solitario

37

El núcleo parabraquial (puente de Varolio rostral-mesencé-falo caudal) se proyecta al

hipotálamo, área preóptica, amígdala y núcleos talámicos intralaminares.

38

El núcleo parabraquial (puente de Varolio rostral-mesencé-falo caudal) Se piensa que el núcleo interviene en

la regulación autónoma.

39

La participación del núcleo parabraquial en la enfermedad de Parkinson explicaría las

alteraciones autónomas que ocurren en esa enfermedad.

40

El núcleo reticular del tálamo es una continuación de

la formación reticular del tallo cerebral hacia el diencéfalo.

41

El núcleo reticular del tálamo Recibe aferencias de

la corteza cerebral y otros núcleos talámicos

42

El núcleo reticular del tálamo Recibe aferencias de la corteza cerebral y otros núcleos talámicos. estas aferencias son proyecciones de

Las prime-ras son colaterales de proyecciones corticotalámicas y las segundas de proyecciones talamocorticales

43

El núcleo reticular del tálamo discurre hacia

otros núcleos talámicos.

44

El núcleo reti-cular del tálamo discurre hacia otros núcleos talámicos. El neurotransmisor in-hibidor en esta proyección es

el GABA

45

El núcleo reticular del tálamo es único entre los núcleos talámicos porque

sus axones no salen del tálamo.

46

Con base en sus conexiones, el núcleo reticular del tálamo participa en

la inte-gración y control de las actividades de los núcleos talámicos.

47

En el abundante ensamble de neuronas reticulares se han identificado dos sistemas que se especifican de forma quí-mica,

los sistemas colinérgico y monoaminérgico.

48

de la formacion hipocampica. Se encuentran neuronas colinérgicas en dos sitios:

a) puente de Varolio rostral-mesencéfalo caudal y b) prosencéfalo basal.

49

están situados dentro del tegmento de la unión pontomesencefálica en relación dorsolateral respecto del margen lateral del pedúnculo cerebeloso superior, al que recubren, entre éste y el lemnisco lateral

El núcleo reticular pedunculopontino y el núcleo tegmentario dorsal lateral adyacente

50

El núcleo reticular pedunculopontino y el núcleo tegmenta-íio dorsal lateral adyacente están situados

dentro del tegmento de la unión pontomesencefálica en relación dorsolateral respecto del margen lateral del pedúnculo cerebeloso superior, al que recubren, entre éste y el lemnisco lateral.

51

. El núcleo reticular pedunculopontino y el núcleo tegmenta-íio dorsal lateral. Intervienen en

el despertamiento y el. movimiento.

52

El núcleo reticular pedunculopontino y el núcleo tegmenta-íio dorsal lateral pertenecen a una región ?cual region?

(centró locomotor) en la que la estimulación eléctrica genera movimientos de caminata coordinados.

53

En pacientes con parálisis supranuclear progresiva, una enfermedad degenerativa del sistema nervioso, se afectan las neuronas del

núcleo pedunculopontino.

54

El núcleo basal de Meynert, localizado en

el prosencéfalo ba-sal

55

El núcleo basal de Meynert, localizado en el prosencéfalo ba-sal, emite axones a casi toda la

corteza cerebral.

56

*El núcleo basal de Meynert, localizado en el prosencéfalo ba-sal, emite axones a casi toda la corteza cerebral. La degeneración de neuronas colinérgicas en esta área se acompaña de

disminución de la memoria en la enfermedad de Alzheimer.

57

Se han identificado cuatro tipos de neuronas monoaminérgicas dentro del centro (núcleo) del tallo cerebral:

dopaminérgicas, nor-adrenérgicas, adrenérgicas y serotoninérgicas.

58

del sistema monoaminergico Las neuronas dopaminérgicas forman grupos pequeños en va-rios locus cerebrales. Muchas de estas neuronas se reconocen en

el tegmento ventral del mesencéfalo (área tegmentaria ventral de Tsai) y la sustancia negra adyacente (parte compacta).

59

Las neuronas dopaminérgicas forman grupos pequeños en va-rios locus cerebrales. Muchas de estas neuronas se reconocen en el tegmento ventral del mesencéfalo (área tegmentaria ventral de Tsai) y la sustancia negra adyacente (parte compacta). Las proyec-ciones de esta área siguen tres vías:

a) mesoestriatal (nigroestriatal), de la sustancia negra al estriado (caudado y putamen)
b) mesolímbica, del área tegmentaria ventral a los núcleos límbicos
c) mesocortical, del área tegmentaria ventral a la corteza prefrontal

60

del sistema monoaminergico; la proyeccion mesoestriatal (nigroestriatal), de la sustancia negra al estriado (caudado y putamen); la interrup-ción de este sistema se acompaña de

enfermedad de Parkinson

61

del sistema monoaminergico; la proyeccion mesolímbica, del área tegmentaria ventral a los núcleos límbicos; la hiperactividad de este sistema se relaciona con

alucinaciones esquizofrénicas

62

del sistema monoaminergico; la proyeccion mesocortical, del área tegmentaria ventral a la corteza prefrontal; las lesiones en este sistema se acompañan de

déficit cognoscitivos en la enfermedad de Parkinson.

63

Las neuronas noradrenérgicas del tallo cerebral se dividen en dos componentes principales.

El primero es el sistema de noradrenalina del locus ceruleus (grupo de células neuronales de catecola-minas A6). El segundo es el tegmentario lateral de noradrenalina, que comprende otra serie de grupos de células noradrenérgicas dis-persas en el puente de Varolio y la médula oblongada (grupos Al a A7).

64

Las neuronas noradrenérgicas del tallo cerebral se dividen en dos componentes principales. Los axones de estas neuronas se dirigen a

la médula espinal, el tallo cerebral, cerebelo, diencéfalo y telencéfalo.

65

El sistema nor-adrenérgico ascendente participa en la modulación de

la atención, el estado de sueño y vigilia y el ánimo

66

En el tratamiento del trastorno del déficit de la atención y anormalidades del sueño, como narcolepsia, se utilizan

medicamentos potenciadores noradrenérgi-cos.

67

Las proyecciones noradrenérgicas al tallo cerebral, cerebelo y médula espinal participan en la-modulación de

funciones autóno-mas (simpáticas), por ejemplo la regulación de la presión arterial.

68

Se localizan neuronas adrenérgicas en las mismas regiones de la médula oblongada caudal que las neuronas noradrenérgicas

***

69

Se localizan neuronas adrenérgicas en las mismas regiones de la médula oblongada caudal que las neuronas noradrenérgicas; se proyectan a

la médula espinal, tallo cerebral, tálamo e hipotálamo.

70

representa un componente menor del sis-tema monoaminérgico.

el de neuronas adrenergicas

71

Las neuronas serotoninérgicas comprenden nueve grupos celu-lares que se designan como

BI a B9

72

Las neuronas serotoninérgicas comprenden nueve grupos celu-lares que se designan como BI a B9. La mayor parte de las neuronas serotoninérgicas se halla dentro de

los núcleos del rafe del mesencé-falo, el puente de Vaxolio y la médula oblongada.

73

Las neuronas se-rotoninérgicas del rafe pontino rostral y mesencefálico se proyectan a

la totalidad del cerebro anterior

74

Las neuronas se-rotoninérgicas del rafe pontino caudal y medular se proyectan a

lo hacen al cerebelo, la médula oblongada y la médula espinal.

75

El sistema serotoninérgico del rafe rostral interviene en

trastornos psiquiátricos (depresión, ob-sesión-compulsión, agresión, ansiedad).

76

El sistema serotoninérgico del rafe rostral interviene en trastornos psiquiátricos (depresión, ob-sesión-compulsión, agresión, ansiedad). Por lo general se concede gran atención a la proyección del núcleo rafe magno de la médula oblongada a la médula espinal. Se ha demostrado que esta proyec-ción inhibe

las neuronas del asta dorsal que dan lugar al fascículo espinotalámico.

77

Las neuronas que contienen serotonina (al igual que las neuronas noradrenérgicas) intervienen en

el sueño.

78

La inhibición de la síntesis de serotonina o la destrucción de neuronas que contie-nen esta última en el sistema del rafe causan

insomnio.

79

La formación reticular tiene funciones -

motora somática, sensorial somática, motora visceral y de despertamiento y sueño.

80

de la funcion reticular motora somatica. Las vías reticuloespinales descendentes modifican la actividad de

las neuronas motoras alfa y gamma, y ejercen efectos facilitadores e inhibidores en la actividad motora refleja y la indu-cida de modo cortical.

81

de la funcion reticular motora somatica. En general, la formación reticular pontina tiene influencias

facilitadoras

82

de la funcion reticular motora somatica. la formación reticular de la médula oblongada ejerce influencias

inhibidoras

83

La formación reticular pontina paramediana integra los movimientos horizontales de los ojos a través de

sus conexiones con el núcleo del abductor ipsolateral y desde él, por la vía del fascículo longitudinal medial, hacia el subnúcleo del recto interno contrala-teral del núcleo oculomotor.

84

Un grupo similar de neuronas en el mesencéfalo rostral controla los movimientos

verticales de los ojos.

85

de la funcion reticular sensorial somatica. Como se observa en la función motora somática, el efecto de la formación reticular en la transmisión sensorial se desen-cadena por

actividad cortical

86

Como se observa en la función motora somática, el efecto de la formación reticular en la transmisión sensorial se desen-cadena por actividad cortical. Este efecto es facilitador e inhibidor y' se ejerce en núcleos sensoriales de

la médula espinal y el tallo cere-bral, incluidos los núcleos de nervios craneales.

87

Se ha establecido bien el papel del núcleo del rafe magno de la médula oblongada en la inhibición' de

la transmisión del dolor.

88

Se ha establecido bien el papel del núcleo del rafe magno de la médula oblongada en la inhibición de la transmisión del dolor. Las fibras del núcleo del rafe magno descienden en el tallo cerebral y la médula espinal para terminar en neuronas del

núcleo espinal trigeminal y la sustancia gelatinosa

89

. Se ha establecido bien el papel del núcleo del rafe magno de la médula oblongada en la inhibición' de la transmisión del dolor. Las fibras del núcleo del rafe magno descienden en el tallo cerebral y la médula espinal para terminar en neuronas del núcleo espinal trigeminal y la sustancia gelatinosa. Las terminales axónicas liberan ..... la cual hace....

serotonina que facilita interneuronas encefalinérgicas, que a su vez ejercen una inhibición presináptica y postsináptica en las neuronas nociceptivas de estos sitios.

90

La analgesia inducida por estimulación de la sustancia gris periacueductal tiene la mediación de

la aferencia facilitadora de la sustancia gris periacueductal al núcleo del rafe magno

91

La estimulación del grupo medial de núcleos reticulares en la médula oblongada suscita

una reacción inspiratoria y un efecto depresor en el sistema circulatorio (desaceleración de la frecuencia cardiaca y disminución de la presión arterial).

92

La estimulación del grupo lateral de núcleos reticulares induce el efecto opuesto, es de-cir, una respuesta

espiratoria y acción presora en la circulación (ace-leración de la frecuencia cardiaca y elevación de la presión arterial).

93

Se ha identificado un centro reticular pontino (centro neumo-táxico) que regula

el ritmo respiratorio en el área de los núcleos de Kólliker-Fuse parabraquiales localizados en un plano dorsal res-pecto del núcleo motor del nervio trigémino

94

Se han reconocido conexiones directas del centro respiratorio pontino a

los centros respiratorios de la médula oblongadá.

95

La formación reticular interviene en el despertamiento y la alerta través del

sistema reticular activador ascendente

96

tiene una influencia notable en el despertamiento cortical y la depuración de la atención de la corteza a estímulos sensoriales aferentes.

La vía multisináptica de la formación reticular al diencéfalo (nú-cleos intralaminares del tálamo), y de manera subsecuente a la cor-teza

97

La estimulación del sistema reticular activador ascendente produce

un estado de despertamiento, alerta y atención.

98

Algunos experimentos demostraron que durante la estimulación del sistema reticular activador mejora en grado considerable el

aprendizaje.

99

la destrucción de este sistema reticular activador ascendente produce un estado de

somnolencia o coma.

100

La actividad en el sistema reticular activador ascendente es tó-nica y la conservan estímulos aferentes. Aunque el sistema reticular activador responde en una forma inespecífica a todos los estímulos sensoriales aferentes, algunos de ellos son más eficaces que otros. Los estímulos auditivos son más efectivos que

los visuales.

101

Los animales en que se secciona el tallo cerebral abajo del nivel del nervio trigémino en el puente de Varolio conservan la respuesta de

despertamiento.

102

Los animales en que se secciona el tallo cerebral a nivel del nervio trigémino, estos animales pierden

la respuesta de desperta-miento y se tornan estuporosos.

103

Sin embargo, cabe resaltar que el sistema reticular activador recibe retroalimentación constante de la corteza cerebral y recep-tores periféricos. Estos mecanismos de retroalimentación ayudan a

conservar el estado de despertamiento

104

La depresión del estado de conciencia que se observa en enfermedades degenerativas del . cerebro se debe en parte a la interrupción de

la retroalimentación de la corteza a la formación reticular.

105

El sistema reticular activador es en particular sensible a

los anestésicos generales y medicamentos tranquilizantes.

106

El sistema reticular activador es en particular sensible a los anestésicos generales y medicamentos tranquilizantes. Estos últi-mos pueden suprimir o atenuar la transmisión en este sistema y producir en consecuencia sueño o tranquilización. Sin embargo, no suprimen la

transmisión a lo largo del sistema lemniscal específico.

107

El núcleo reticular del tálamo, activado por descargas cerradas que as-cienden a lo largo de axones talamocorticales, se proyecta a su vez de nueva cuenta a

núcleos talámicos y el tegmento mesencefálico, lo que ejerce inhibición tónica o fásica, o ambas, de grupos celulares en el tálamo y el tegmento mesencefálico.

108

surgió el con-cepto de un complejo reticular que regula de manera selectiva in-teracciones entre núcleos talámicos específicos y la corteza cerebral, y que controla la formación reticular del tallo cerebral y la corteza frontal. Este mecanismo de control (compuerta) parece sumamente selectivo: según sea la naturaleza del estímulo de alerta o el locus de la estimulación central, sólo se

abre la porción del núcleo reticular del tálamo que controla el campo sensorial talámico apropiado

109

Se reconocen dos fases del sueño:

a) de ondas lentas y b) de movimientos oculares rápidos (MOR) o sueño para-dójico.

110

El sueño de ondas lentas se conoce también como

sincronizado, ligero, lento y no MOR

111

Constituye el 75% del periodo de sueño en adultos

El sueño de ondas lentas, ligero, lento y no MOR.

112

El sueño de ondas lentas se caracteriza por las manifestaciones somáticas, con-ductuales y electroencefalográficas (EEG) siguientes:

1. Tono muscular reducido. 2. Disminución de la presión arterial y las frecuencias cardiaca y respiratoria. 3. Actividad EEG lenta y sincronizada de alto voltaje; de ahí el nombre de sueño de ondas lentas.

113

El sueño de ondas lentas se divide en cuatro etapas:

Etapa I (somnolencia).
Etapa II (sueño ligero).
Etapa III (sueño moderadamente profundo).
Etapa IV (sueño profundo).

114

Etapa I (somnolencia). Esta etapa dura

uno a siete minutos. En ella es fácil despertar al individuo.

115

Etapa II (sueño ligero). El despertar en esta etapa requiere

estímulos más intensos que en la etapa I.

116

Etapa III (sueño moderadamente profundo). En esta etapa el EEG se caracteriza por la aparición de

ondas lentas de alto voltaje.

117

Etapa IV (sueño profundo). El despertar de esta etapa requiere

estímulos potentes.

118

que sucede en la etapa IV (sueño profundo).

presión arterial, las frecuencias del pulso y respiratoria y el consumo del oxígeno del cerebro son muy bajos. Se sabe que en el sueño de ondas lentas ocurren sonambulismo, enuresis, terrores nocturnos y convulsiones

119

El sueño MOR (paradójico) se conoce asimismo como

desincro-nizado, activo, de ensoñación, de ondas rápidas y profundo

120

El sueño MOR (paradójico) Repre-senta 25% del tiempo de sueño en adultos y se caracteriza por las manifestaciones. siguientes:

1. Hipotonía notable, en especial de los músculos del cuello y, en consecuencia, cae la cabeza en personas que entran a esta etapa cuando están sentadas en una silla. 2. Elevación de la presión arterial y la frecuencia cardiaca; respi-ración irregular y rápida. 3. Erección en varones. 4. Bruxismo. 5. Ensoñación, de ahí el nombre de sueño de ensoñaciones. 6. Movimientos oculares rápidos (50 a 60 movimientos por mi-nuto); por esa razón se ideó el nombre de sueño de movimien-tos oculares rápidos (MOR). 7. Potenciales de alto voltaje en el puente de Varolio, el núcleo geniculado lateral y la corteza occipital (PGO por espigas pontogeniculooccipitales). Las espigas PGO se generan en el puente de Varolio, se propagan en sentido rostral a través del núcleo geniculado lateral y otros núcleos talámicos para llegar a la corteza. 8. Actividad electroencefalográfica irregular, rápida y de bajo voltaje que semeja el patrón de despertar (patrón de desincronización). 9. Umbral de despertamiento aumentado y, en consecuencia, sueño profundo.

121

Es más fácil despertar a una persona del sueño MOR que del

sueño de ondas lentas en etapa IV (no MOR).

122

Se sabe que el dolor anginoso y la cefalea en racimos (tipo de cefalea vascular) suceden durante

el sueño de movimientos oculares rápidos (MOR).

123

Durante el sueño, el sujeto alterna entre la forma de que tipos ondas y de cuanta duracion

entre la forma de ondas lentas, que dura 90 a 100 minutos, y el sueño de movimientos oculares rápidos de 10 a 30 minutos.

124

cuando hay mas sueno MOR y cuando mas sueno no MOR

En general, hay más sueño MOR hacia la mañana y más sueño de ondas lentas al principio de la noche

125

efecto de barbitúricos y el alcohol en el sueño

Los barbitúricos y el alcohol suprimen el sueño MOR, pero tienen poco efecto en la etapa IV del sueño no MOR (onda lenta).

126

efecto de las benzodiacepinas en el sueño

suprimen la etapa IV del sueño no MOR y tienen menos efecto en el sueño de movimientos oculares rápidos

127

El ciclo de sueño y despertar sigue un ritmo circadiano y lo controla

un generador del ritmo circadiano en el núcleo supraquias-mático del hipotálamo.

128

***región promotora del sueño en

el mesencéfalo rostral y el hipotálamo caudal

129

***área promo-tora del despertamiento en

el hipotálamo posterior.

130

En la actualidad se ha establecido que el sistema reticular acti-vador ascendente y el despertamiento cortical tienen la media-ción de dos sistemas

Un sistema colinérgico de los núcleos reticulares tegmen-tarios pedunculopontino y laterodorsal a varios núcleos talámicos (intralaminar, relevo, reticular) y de ellos, a través de proyecciones talamocorticales, a la corteza cerebral. Este sistema es activo durante la vigilia y el sueño de movimien-tos oculares rápidos (MOR). Un sistema aminérgico del locus ceruleus (noradrenalina), núcleos del rafe (serotonina), núcleo tuberomamilar (hista-mina) directo (sin pasar a través del tálamo) hacia la corteza cerebral. Este sistema es activo durante la vigilia pero no en el transcurso del sueño de movimientos oculares rápidos.

131

se demostro que la actividad en este nucleo induce el sueno

núcleo preóptico ventrola-teral (del hipotálamo)

132

la actividad en el núcleo preóptico ventrola-teral (del hipotálamo) induce el sueño. Se revelaron conexiones GABA-érgicas (inhibidoras) de este núcleo hipotalámico al sis-tema de despertamiento (quiens comprende este sistema de despertamiento)

(núcleos pedunculopontino, tegmenta-rio laterodorsal, locus ceruleus, rafe y tuberomamilar).

133

Se probó también que el núcleo preóptico ventrolateral recibe aferencias inhibidoras reciprocas de los núcleos del sistema aminérgico del despertamiento (quienes forman este sistema )

(tuberomamilar, locus ceruleus, rafe)

134

En consecuencia, los núcleos aminérgicos (?????cuales) pueden promover la vigilia a través de ex-citación directa de la corteza e inhibición de neuronas que promueven el sueño en el núcleo preóptico ventrolateral

tuberomamilares, locus ceruleus, rafe

135

En consecuencia, los núcleos aminérgicos (tuberomamilares, locus ceruleus, rafe) pueden promover la vigilia a través de ex-citación directa de la corteza e inhibición de neuronas que promueven el sueño en .........

preóptico ventrolateral.

136

Los sueños MOR y no MOR se regulan por dos diferentes poblaciones de neuronas en el núcleo

preóptico ventrolateral.

137

neurinas que regulan el sueno MOR y como lo regulan

Neuronas extendidas del núcleo preóptico ventrolateral regulan el sueño MOR por inhibición de los núcleos locus ceruleus, rafe, pe-dúnculo pontino y tegmentario laterodorsal

138

neurinas que regulan el sueno NO MOR y como lo regulan

Las neuronas centrales dentro del núcleo preóptico ventrolateral. regulan el sueño no MOR por inhibición del núcleo tuberomamilar.

139

Las neuronas centrales dentro del núcleo preóptico ventrolateral regulan el sueño no MOR por inhibición del

núcleo tuberomamilar.

140

Neuronas ex-tendidas del núcleo preóptico ventrolateral regulan el sueño MOR por inhibición de

los núcleos locus ceruleus, rafe, pe-dúnculo pontino y tegmentario laterodorsal

141

las neuronas que contienen este neurotrnsmisor incrementan la actividad de neuronas aminérgicas del sistema ascendente del despertamiento.

orexinas (hipocretinas)

142

Las neuronas de orexina son activas de forma predominante en

la vigilia, aunque algunas también descargan durante el sueño de movimientos' oculares rápidos

143

La destrucción de neuronas de orexina se acompaña de

narcolepsia

144

en la actualidad se piensa que la hipersomnolencia que describió von Economo en la encefalitis letárgica se debe a una lesión en

el sistema ascendente del desper-tamiento en la unión mesencefálica-diencefálica.

145

Hoy en día se cree que el insomnio de von Economo es consecutivo a una lesión en

el núcleo ventrolateral preóptico

146

Hoy en día se cree que el insomnio de von Economo es consecutivo a una lesión en el núcleo ventrolateral preóptico , y que la predicción de este neurólogo según la cual la narcolepsia era secundaria a una lesión del diencéfalo posterior se relaciona con la pérdida de

neuronas de orexina (hipocretina) en esa área.

147

Estudios recientes de imagenología proporcionaron más infor-mación sobre los mecanismos del sueño. Estudios de tomografía con emisión de positrones demostraron que durante el sueño de ondas lentas, las áreas más desactivadas son

el tallo cerebral superior, los núcleos talámicos,. el cerebro anterior basal y los ganglios basales. En la corteza, las áreas menos activas son las cortezas de asociación de los lóbulos frontal y parietal

148

En comparación, en el sueño MOR hay una activación importante de los núcleos de

las áreas pontome-sencefálica y talámica.

149

**En comparación, en el sueño MOR hay una activación importante de los núcleos de las áreas pontome-sencefálica y talámica. Las áreas corticales activadas son

la corteza límbica (amígdala, hipocampo, corteza orbitofrontal y corteza del cíngulo anterior).

150

Enfermedad de Alzheimer.

Trastorno dégenerativo del cerebro conocido con anterioridad como demencia senil. Sé caracteriza por pérdida de la memoria, atrofia cortical, placas seniles y depó-sitos neurofibrilares.

151

Enfermedad de Parkinson.

Afección degenerativa del cerebro que se distingue por temblor postura' y rigidez por pérdida de neuronas dopaminérgicas en la sustancia negra. Enfermedad de Parkinson. Afección degenerativa del cerebro que se distingue por temblor postura' y rigidez por pérdida de neuronas dopaminérgicas en la sustancia negra.

152

Locus ceruleus (latín, `lugar azul oscuro").

El núcleo noradrenérgico pigmentado en el puente de Varolio rostral es de color azul oscuro.

153

Narcolepsia (griego, "entumecimiento, convulsión").

Síndrome de urgencia excesiva e irresistible de dormir durante el día.

154

Núcleo parabraquial (griego para, "al lado de").

El núcleo pa-rabraquial se encuentra al lado del pedúnculo cerebeloso superior (brachium conjunctivum).

155

Sueño paradójico.

Sueño de movimientos oculares rápidos. Se llama así porque la electroencefalografía Muestra un patrón de vi-gilia cuando la persona está dormida