puente de varolio Flashcards Preview

1Neuroafi > puente de varolio > Flashcards

Flashcards in puente de varolio Deck (535):
1

1. El puente de Varolio es la parte del tallo cerebral que se encuentra entre

la médula oblongada en situación caudal y el cerebro medio en la parte rostral.

2

2. marcan su límite rostral del puente de varolio

Los pedúnculos cerebrales y el surco pontino superior

3

3. corresponden al limite lateral del puente de varolio

los pedúnculos cerebelosos medios (brachium pontis)

4

4. marca el limite caudal del puente de varolio

surco pontino inferior

5

5. cubre la superficie dorsal del puente de Varolio

cerebelo

6

6. La superficie ventral del puente de Varolio forma un abultamiento que se conoce como

protuberancia pontina.

7

7. En la parte media de la protuberancia pontina se encuentra el

surco pontino

8

8. Discurre por el surco pontino

la arteria basilar

9

9. Donde surge el nervio abductor (nervio craneal VI)

del limite entre el puente de Varolio y la médula oblongada

10

10. Donde surgen los nervios facial (nervio craneal VII) y vestibulococlear (nervio craneal VIII).

En el ángulo entre el puente de Varolio caudal, la médula rostral y el cerebelo (el ángulo cerebelopontino)

11

11. De donde surgen los 2 componentes de nervio trigemino y cuales son estos

De las partes lateral y rostral del puente de Varolio parten los dos componentes del nervio trigémino (nervio craneal V): la porción sensorial más grande (porción mayor) y la porción motora más pequeña (porción menor).

12

12. explica la inclusión temprana de estos dos nervios en tumores (neuromas acústicos) que se originan en este ángulo cerebelopontino

El apiñamiento de los nervios facial y vestibulococlear en el ángulo cerebelopontino

13

13. La superficie dorsal del puente de Varolio forma

la porción rostral del piso del cuarto ventrículo.

14

14. La superficie dorsal del puente de Varolio forma la porción rostral del piso del cuarto ventrículo. Esta parte del piso caracteriza

los colículos faciales, uno a cada lado del surco en la línea media (surco mediano).

15

15. Donde se encuentran los coliculos faciales

en la porcion rostral del piso del cuarto ventrículo, a cada lado del surco en la línea media (surco mediano).

16

16. Que representan los coliculos faciales

las diferencias anatómicas superficiales de la rodilla del nervio facial y el núcleo subyacente del nervio abductor

17

17. Los cortes coronales del puente de Varolio revelan un patrón de organización básico constituido por

dos partes: una base del puente ventral y un tegmento dorsal.

18

18. La base del puente Contiene

los núcleos pontinos y haces de fibras nerviosas multidireccionales

19

19. Los haces de fibras nerviosas multidireccionales en la base del puente pertenecen a tres sistemas de fibras. Cuales son estas

1. Fibras corticoespinales, 2. Fibras corticobulbares y fibras corticopontocerebelosas

20

20. Fibras corticobulbares de la corteza cerebral a

los núcleos de nervios craneales del tallo cerebral.

21

21. Como llegan las fibras corticobulbares a la corteza cerebral

Algunas de estas fibras se proyectan de forma directa a los núcleos de nervios craneales (corticobulbares); empero, la mayor parte hace sinapsis en un núcleo reticular intermedio antes de llegar al núcleo del nervio craneal (corticorreticulobulbar).

22

22. De ambos hemisferios cerebrales parten fibras corticobulbares y corticorreticulobulbares. V o F

v

23

23. constituyen el grupo más grande de fibras en la base del puente

fibras corticopontocerebelosas

24

24. Este sistema de fibras corticopontocerebelosas tiene su origen en áreas amplias de la corteza cerebral, se proyecta a

núcleos pontinos ipsolaterales y cruza la línea media en su trayecto al cerebelo a través del pedúnculo cerebeloso medio.

25

25. Aunque se asume que la proyección corticopontina proviene de áreas amplias de la corteza cerebral, surge sobre todo de

las cortezas sensoriomotoras prerrolándica y posrolándica

26

26. Aunque se asume que la proyección corticopontina proviene de áreas amplias de la corteza cerebral, surge sobre todo de las cortezas sensoriomotoras prerrolándica y posrolándica, con contribuciones menores a moderadas de

las cortezas de asociación parietal y temporal, las cortezas de asociación premotora y prefrontal y el giro del cíngulo

27

27. El hecho de que la aferencia cortical a los núcleos pontinos provenga en especial de áreas corticales primarias sugiere que el sistema de fibras corticopontocerebelosas se relaciona con

la corrección rápida de movimientos.

28

28. Se desconoce la importancia funcional de la conexión de fibras cingulopontinas, pero tal vez represente el sustrato anatómico para el

efecto de la emoción, en la función motora.

29

29. Por lo general, una región cortical se proyecta a más de una columna de células de los núcleos pontinos y algunas columnas pontinas reciben proyecciones de

más de una región cortical.

30

30. Al igual que el sistema corticoolivocerebeloso, el sistema corticopontocerebeloso está organizado de manera

somatotópica

31

31. *la corteza prerrolándica (corteza motora primaria) se proyecta a

núcleos pontinos mediales

32

32. la corteza posrolándica (corteza somatosensorial primaria) se proyecta a

núcleos pontinos laterales

33

33. el área del brazo de la corteza sensoriomotora se proyecta

a núcleos pontinos dorsales

34

34. el área de la pierna se proyecta a

núcleos pontinos ventrales

35

35. Se ha demostrado asimismo que la proyección del giro del cíngulo está organizada de modo somatotópico y que la corteza cingulada anterior se proyecta a -

- los núcleos pontinos mediales

36

36. la corteza cingulada posterior se proyecta

a los núcleos pontinos laterales.

37

37. La proyección pontocerebelosa es sobre todo cruzada; pese a ello, se estima que 30% de la proyección pontina al vermis cerebeloso y 10% de la proyección al hemisferio cerebelos

son ipsolaterales

38

38. Del mismo modo que la proyección corticopontina, la pontocerebelosa está organizada de forma somatotópica y la mitad caudal del puente de Varolio se proyecta al

lóbulo anterior del cerebelo

39

39. la mitad rostral del puente de Varolio se proyecta al

lóbulo posterior

40

40. es la parte más reciente desde el punto de vista filogenético y sólo se presenta en animales con hemisferios cerebelosos bien desarrollados

La porción basilar del puente de Varolio

41

41. es la parte más antigua en términos filogenéticos del puente de Varolio y se integra sobre todo con la formación reticular

1. Tegmento (dorsal)

42

42. El tegmento es la parte más antigua en términos filogenéticos del puente de Varolio y se integra sobre todo con

la formación reticular

43

43. Las lesiones que destruyen más del 25% del tegmento (del puente de varolio) pueden ocasionar

pérdida del conocimiento.

44

44. En la, parte basal del tegmento (del puente de varolio) se aplana el lemnisco medial (que conserva una orientación vertical a cada lado de la línea media en la médula oblongada) en una dirección

- mediolateral

45

45. Disposición de las fibras que se originan del nucleo cuneiforme y del nucleo grácil

45. Disposición de las fibras que se originan del nucleo cuneiforme y del nucleo grácil

46

46. En relación lateral con el lemnisco medial se encuentra el -

fascículo trigeminal

47

En relación lateral con el lemnisco medial se encuentra el fascículo trigeminal, que conduce

En relación lateral con el lemnisco medial se encuentra el fascículo trigeminal, que conduce

48

48. El fascículo espinotalámico guarda una relación lateral con el

fascículo trigeminal

49

49. El fascículo espinotalámico guarda una relación lateral con el fascículo trigeminal y traslada sensaciones de

dolor y temperatura de la mitad contralateral del cuerpo.

50

50. En consecuencia, en la parte basal del tegmento se sitúa el

sistema lemniscal sensorial específico

51

sistema lemniscal sensorial específico

el lemnisco medial, el lemnisco trigeminal y el fascículo espinotalámico.

52

52. Entremezcladas con las fibras ascendentes del sistema lemniscal, se reconocen fibras del

cuerpo trapezoide orientadas de forma transversal

53

53. De donde provienen las fibras del cuerpo trapezoide

53. De donde provienen las fibras del cuerpo trapezoide

54

54. las fibras del cuerpo trapezoide provienen de los núcleos cocleares, siguen a través del tegmento y se reúnen en … formando

la porción lateral del puente de Varolio para formar el lemnisco lateral

55

55. En relación dorsal con el lemnisco medial se halla el

fascículo tegmentario central

56

56. En relación dorsal con el lemnisco medial se halla el fascículo tegmentario central, que se origina en

los ganglios basales y el cerebro medio

57

57. En relación dorsal con el lemnisco medial se halla el fascículo tegmentario central, que se origina en los ganglios basales y el cerebro medio y se proyecta a

- la oliva inferior

58

58. el fascículo tegmentario central Cambia de posición en … y donde se situa -

el tegmento del puente de Varolio y en la zona pontina caudal se sitúa dorsal respecto de la parte lateral del lemnisco medial

59

59. conservan las mismas posiciones dorsal y paramediana que ocuparon en la médula oblongada justo abajo del piso del cuarto ventrículo

El fascículo longitudinal medial y el fascículo tectoespinal

60

60. El fascículo longitudinal medial y el fascículo tectoespinal conservan las mismas posiciones dorsal y paramediana que ocuparon en

la médula oblongada justo abajo del piso del cuarto ventrículo

61

61. Otros tractos que cruzan a través del tegmento del puente de Varolio son el fascículo rubroespinal medial al

núcleo espinal trigeminal

62

62. Otros tractos que cruzan a través del tegmento del puente de Varolio son el fascículo rubroespinal medial al núcleo espinal trigeminal y el fascículo espinocerebeloso ventral medial respecto del

cuerpo restiforme

63

63. Como llega El fascículo espinocerebeloso ventral al cerebelo

penetra en el pedúnculo cerebeloso superior para llegar al cerebelo

64

64. El tegmento del puente de Varolio incluye asimismo fibras simpáticas descendentes del

hipotálamo

65

65. El tegmento del puente de Varolio incluye asimismo fibras simpáticas descendentes del hipotálamo; estas fibras se localizan en

la parte lateral del tegmento

66

66. El teg-mento del puente de Varolio incluye asimismo fibras simpáticas descendentes del hipotálamo; estas fibras se localizan en la parte lateral del tegmento. La interrupción de estas fibras da lugar al

síndrome de Horner

67

67. A través del tegmento discurren también fibras corticobulbares y fibras corticorreticulobulbares en su trayecto de la base del puente a

los núcleos de nervios craneales

68

68. En el puente de Varolio rostral, situado en ubicación dorsal en el tegmento, se identifica el

núcleo locus ceruleus

69

69. el núcleo locus ceruleus Incluye en cada lado un promedio de 16 000 a 18 000 neuronas que contienen melanina y se afectan en las enfermedades de

Parkinson y Alzheimer y el síndrome de Down

70

70. Éste es el principal origen de la inervación noradrenérgica diseminada a la mayor parte de las regiones del sistema nervioso central

núcleo locus ceruleus

71

71. El núcleo locus ceruleus se divide en

cuatro subnúcleos: central (el más grande), anterior (extremo rostral), nucleus subceruleus (caudal y ventral) y un núcleo posterior y dorsal pequeño.

72

72. El núcleo locus ceruleus se extiende en una distancia rostral a caudal de ¿Cuánta distancia?

11 a 14 mm.

73

73. En sentido rostral, el núcleo locus ceruleus se inicia a nivel del

colículo inferior (cerebro medio),

74

74. En sentido rostral, el núcleo locus ceruleus se inicia a nivel del colículo inferior (cerebro medio), en donde tiene una situación ventral y lateral en relación con

el acueducto cerebral (acueducto de Silvio) en la sustancia gris periacueductal del cerebro medio

75

75. En sentido caudal, en la unión del acueducto cerebral y el cuarto ventrículo, el núcleo locus ceruleus se desplaza de modo

lateral.

76

76. En sentido caudal, en la unión del acueducto cerebral y el cuarto ventrículo, el núcleo locus ceruleus se desplaza de modo lateral. El número de células en el núcleo aumenta en una dirección

rostral a caudal.

77

77. Del núcleo locus ceruleus surgen dos haces de proyección: ¿Cuáles son ?

uno ascendente dorsal respecto del hipotálamo, el hipocampo, la neocorteza y el cerebelo y un haz descendente hacia la médula espinal.

78

78. Como se ve afectado el nucleo locus ceruleus en las enfermedades del Parkinson, Alzheimer y el síndrome de Down

En la enfermedad de Parkinson hay una pérdida generalizada de células en el núcleo, en tanto que en la enfermedad de Alzheimer y el síndrome de Down se limita a la porción rostral del núcleo (que se proyecta sobre todo a la corteza cerebral).

79

79. constituye la mayor parte de la porción tegmentaria del puente de Varolio

La formación reticular pontina

80

80. PONTINA La formación reticular pontina constituye la mayor parte de la porción tegmentaria del puente de Varolio y es una continuación rostral de

la formación reticular de la médula oblongada

81

81. Las lesiones que afectan los núcleos reticulares pontinos en el tegmento y las fibras corticoespinales en la base del puente se acompañan del

síndrome de anosognosia por hemiplejía en el que los pacientes no reconocen su déficit motor. Ocurre un síndrome similar en lesiones del lóbulo parietal contradominante.

82

82. Donde se encuentra la formación reticular

a nivel del istmo, en el puente de Varolio dorsolateral, entre el borde lateral del pedúnculo cerebeloso superior (brachiurn conjunctivum) y el lemnisco lateral

83

83. El Núcleo parabraquial es una estación de que tipo y para que tipo de sensación

una estación sináptica para vías gustativas (gusto).

84

84. en el hombre el núcleo parabraquial posee neuronas de catecolaminas que contienen

neuromelanina

85

85. En el hombre, el núcleo parabraquial se subdivide en

los segmentos lateral y medial

86

86. En que parte del nucleo parabraquial son mas abundantes las neuronas pigmentadas

en el segmento lateral

87

87. Las neuronas pigmentadas en el núcleo parabraquial disminuyen su número de manera considerable en individuos con

enfermedad de Parkinson

88

88. El núcleo parabraquial tiene fibras que se conectan con

el hipotálamo, la amígdala, la estría terminal y núcleos del tallo cerebral, incluidos el núcleo del fascículo solitario y el núcleo del rafe dorsal

89

89. Se piensa que el núcleo parabraquial ejerce una función relevante en

la regulación autónoma

90

90. Se piensa que el núcleo parabraquial ejerce una función relevante en la regulación autónoma y su participación en el parkinsonismo explicaría las

alteraciones autónomas que ocurren en esa afección

91

91. El núcleo pedunculopontino parabraquial se encuentra entre

el lemnisco espinal, el pedúnculo cerebeloso superior (brachium conjunctivum) y el lemnisco medial

92

92. Es el centro de control del tallo cerebral para las conductas somáticas motora y cognoscitiva, entre ellas la locomoción, el aprendizaje motor y el sistema de recompensa. Pruebas acumuladas identifican una función para este núcleo en el sistema de estimulación sueño-despertar y el mecanismo de coordinacióri muscular y la función oculomotora, incluido el inicio de los movimientos sacádicos del ojo.

núcleo pedunculopontino parabraquial

93

93. El núcleo pedunculopontino parabraquial Es el centro de control del tallo cerebral para

las conductas somáticas motora y cognoscitiva, entre ellas la locomoción, el aprendizaje motor y el sistema de recompensa

94

94. El núcleo pedunculopontino parabraquial incluye dos poblaciones de neuronas, ¿Cuáles son?

colinérgicas y glutamatérgicas

95

95. Las eferentes de la población colinérgica, complejas y distribuidas ampliamente, permiten que el núcleo pedunculopontino parabraquial participe en diversas funciones. V o F

v

96

96. En el núcleo pedunculopontino parabraquial La población glutamatérgica se proyecta en sentido caudal a la

formación reticular pontina y desde la médula oblongada que tiene a su cargo la locomoción

97

97. el núcleo pedunculopontino parabraquial Recibe una aferencia cortical excitadora directa de múltiples áreas relacionadas motoras del

lóbulo frontal inhibidora de los ganglios basales (segmento interno del globo pálido y parte reticular de la sustancia negra).

98

98. el núcleo pedunculopontino parabraquial Recibe una aferencia cortical inhibidora de

los ganglios basales (segmento interno del globo pálido y parte reticular de la sustancia negra).

99

99. el núcleo pedunculopontino parabraquial emite eferencias excitadoras directas a

los ganglios basales (sobre todo al núcleo subtalámico y la parte compacta de la sustancia negra con una proyección más pequeña a ambos segmentos del globo pálido) y a los núcleos intralaminares del tálamo.

100

100. el núcleo pedunculopontino parabraquial emite eferencias excitadoras directas a los ganglios basales (sobre todo al

núcleo subtalámico y la parte compacta de la sustancia negra con una proyección más pequeña a ambos segmentos del globo pálido)

101

101. el núcleo pedunculopontino parabraquial envía eferencias indirectas a la médula espinal (a través del

núcleo reticular gigantocelular de la médula oblongada)

102

102. Se piensa que el núcleo pedunculopontino parabraquial tiene quizá dos funciones: ¿Cuáles son?

a) relevo entre la corteza cerebral y la médula espinal que sirve como un centro de control para la coordinación entre los miembros en la locomoción; y b) centro modulador que recibe impulsos excitadores de la corteza cerebral y rige la actividad de neuronas dopaminérgicas en la parte compacta de la sustancia negra, de tal modo que influye en el aprendizaje motor y el sistema de recompensas, además del control motor voluntario.

103

103. Es la división mas grande del nervio vestíbulo coclear

coclear

104

104. Las fibras nerviosas del nervio coclear son procesos centrales de

neuronas bipolares en el ganglio espiral que se localiza en el modiolo del oído interno

105

105. Las fibras nerviosas del nervio coclear son procesos centrales de neuronas bipolares en el ganglio espiral que se localiza en

el modiolo del oído interno

106

106. Las fibras nerviosas del nervio coclear son procesos centrales de neuronas bipolares en el ganglio espiral que se localiza en el modiolo del oído interno. Los procesos periféricos de estas neuronas bipolares están enlazados con

las células piliformes del órgano terminal auditivo en el órgano de Corti

107

107. A medida que las fibras del nervio coclear llegan a la parte caudal del puente de Varolio, penetran en ¿en que parte de la medula oblangada?

- su superficie lateral en relación caudal y lateral con la división vestibular

108

108. A medida que las fibras del nervio coclear llegan a la parte caudal del puente de Varolio, penetran en su superficie lateral en relación caudal y lateral con la división vestibular y se proyectan en

los núdeos corleares dorsal y ventral.

109

109. El núcleo coclear dorsal, situado en

la superficie dorsolateral del cuerpo restiforme

110

110. El núcleo coclear dorsal, situado en la superficie dorsolateral del cuerpo restiforme, recibe fibras que se originan en

los giros basales de la cóclea (que media el sonido de alta frecuencia).

111

111. El núcleo codear ventral, que yace en

la superficie ventrolateral del cuerpo restiforme

112

112. El núcleo codear ventral, que yace en la superficie ventrolateral del cuerpo restiforme, recibe fibras de

los giros apicales de la cóclea (que me-dian el sonido de baja frecuencia).

113

113. El número total de neuronas en los núcleos cocleares excede con mucho el número total de fibras del

nervio coclear y en consecuencia se piensa que cada fibra se proyecta en varias neuronas

114

114. Neuronas de segundo orden de núcleos cocleares siguen a través del tegmento del puente de Varolio para formar

las tres estrías acústicas: dorsal, ventral e intermedia.

115

115. La estría acústica dorsal se conforma con

axones de neuronas en el núcleo coclear dorsal

116

116. la estría acústica ventral (cuerpo trapezoide) se conforma con

axones del núcleo coclear inferior

117

117. la estría acústica intermedia se origina en

los núcleos codeares inferior y superior.

118

118. *La estría acústica ventral o

(el cuerpo trapezoide)

119

119. es la más grande de las tres estrías acústicas -

estría acústica ventral (el cuerpo trapezoide)

120

120. a donde se proyectan las fibras de La estría acústica ventral (el cuerpo trapezoide)

en neuronas del complejo olivar superior y el núcleo del cuerpo trapezoide.

121

*El complejo nuclear olivar superior se incluye en

el cuerpo trapezoide.

122

122. El complejo nuclear olivar superior se incluye en el cuerpo trapezoide. Comprende los

núcleos olivares superiores lateral y medial.

123

123. Los núcleos olivares son masas celulares alargadas en las que está mucho más desarrollado el

núcleo olivar superior medial, en tanto que el núcleo olivar superior lateral y el núcleo del cuerpo trapezoide están apenas desarrollados.

124

124. El núcleo del cuerpo trapezoide consiste en

células pequeñas situadas en la mitad caudal del núcleo olivar superior.

125

125. Los dos núcleos olivares superiores y el núcleo del cuerpo trapezoide están rodeados por una zona de células de tamaños y formas variables que se conoce en conjunto como

núcleos periolivares

126

126. Al principio se pensó que los núcleos periolivares participaban de: manera exclusiva en vías auditivas descendentes, pero se estableció que estas células participan en

proyecciones auditivas descendentes- y ascendentes

127

127. Las funciones del complejo olivar superior incluyen: -

a) procesamiento de señales cocleares a través de la vía auditiva ascendente, b) detección de la intensidad del sonido interaural y e) suministro de un control de retroalimentación del mecanismo coclear a través del haz olivococlear.

128

128. Se han descrito aferentes hacia el complejo olivar superior dé áreas no auditivas de

núcleos del tallo cerebral serotoninérgicos y noradrenérgicos. En comparación con las aferentes auditivas, las serotoninérgicos y noradrenérgicas son escasas

129

129. En comparación con las aferentes auditivas, las serotoninérgicos y noradrenérgicas son

escasas.

130

130. Se han descrito aferentes hacia el complejo olivar superior dé áreas no auditivas de, núcleos del tallo cerebral serotoninérgicos y noradrenérgicos. En comparación con las aferentes auditivas, las serotoninérgicos y noradrenérgicas son escasas. Se ha descrito también una aferente del

ganglio trigeminal al complejo nuclear olivar superior

131

131. *Neuronas de tercer orden del complejo olivar superior, el núcleo del cuerpo trapezoide y los núcleos periolivares contribuyen sobre todo al

lemnisco lateral contralateral, con algunas proyecciones al lemnisco lateral homolateral

132

132. * Neuronas de tercer orden del complejo olivar superior, el núcleo del cuerpo trapezoide y los núcleos periolivares contribuyen sobre todo al

lemnisco lateral contralateral, con algunas proyecciones al lemnisco lateral homolateral. De igual manara el lemnisco lateral recibe fibras de - las estrías acústicas dorsal e intermedia

133

133. Las fibras en el lemnisco lateral se proyectan en el

nucleo del lemnisco lateral, que es una hilera alargada de células lemnisco lateral a nivel del istmo.

134

134. Que es el nucleo del lemnisco lateral

es una hilera alargada de células lemnisco lateral a nivel del istmo.

135

135. Subnucleos del nucleo del lemnisco lateral

dorsal y ventral

136

136. *Las estaciones subsecuentes en el sistema auditivo incluyen sinapsis en

el coliculo inferior y el cuerpo geniculado medial

137

137. Es la estación de relevo mas importante de las proyecciones auditivas ascendentes y descendentes

el coliculo inferior

138

138. En que consiste el coliculo inferior

en un núcleo central compacto grande y una zona más difusa de ubicación lateral

139

139. La mayor parte de las fibras auditivas ascendentes al colículo inferior termina en

el núcleo central

140

140. La zona lateral del colículo inferior recibe aferentes del

núcleo central y el núcleo del lemnisco lateral

141

141. Las pruebas indican que el núcleo olivar superior medial ipsolateral y el núcleo, olivar superior lateral contralateral emiten proyecciones excitadoras al

núcleo central del colículo inferior

142

142. el núcleo olivar superior lateral ipsolateral traza proyecciones inhibidoras hacia el

núcleo central del colículo inferior

143

143. Sólo un limitado número de fibras pertenecientes a la proyección auditiva ascendente elude el colículo inferior para llegar de forma directa al

cuerpo geniculado medial.

144

144. Sólo un limitado número de fibras pertenecientes a la proyección auditiva ascendente elude el colículo inferior para llegar de forma directa al cuerpo geniculado medial. Estas fibras surgen casi siempre de

los núcleos cocleares y el núcleo del lemnisco lateral

145

145. Los dos colículos inferiores están unidos entre si por

la comisura del colículo inferior

146

146. Los dos colículos inferiores están unidos entre si por la comisura del colículo inferior y con el núcleo geniculado medial mediante el

pedúnculo del colículo inferior (pedúnculo cuadrigémino inferior).

147

147. *La estación final (de las vías auditivas ) es

la corteza auditiva primaria (giro transverso de Heschl) en el lóbulo temporal.

148

148. La proyección auditiva (radiación auditiva) del cuerpo geniculado medial respecto de la corteza auditiva primaria atraviesa

la porción sublenticular de la cápsula interna.

149

149. Del nivel del colículo inferior en adelante, hasta la corteza auditiva primaria, las proyecciones auditivas están subdivididas en

proyecciones "central" y "en cinturón".

150

150. Del nivel del colículo inferior en adelante, hasta la corteza auditiva primaria, las proyecciones auditivas están subdivididas en proyecciones "central" y "en cinturón". La proyección central termina en

la corteza auditiva primaria

151

151. 150. Del nivel del colículo inferior en adelante, hasta la corteza auditiva primaria, las proyecciones auditivas están subdivididas en proyecciones "central" y "en cinturón". La proyección central termina en

la corteza auditiva primaria;

152

152. la proyección en cinturón finaliza en

- las áreas corticales circundantes a la corteza auditiva primaria

153

153. Las proyecciones central y en cinturón también tienen zonas de origen distintas dentro del colículo inferior, ¿Cómo es esto?

en donde el núcleo central se relaciona con la proyección central, en tanto que la zona lateral se vincula con la proyección en cinturón.

154

154. *En la totalidad del sistema auditivo existe una

localización tonotópica

155

155. En la totalidad del sistema auditivo existe una localización tonotópica. Además de esta vía auditiva "típica", las pruebas sugieren la existencia de otra vía auditiva multisináptica a través de

la formación reticular

156

156. Además de esta vía auditiva "típica", las pruebas sugieren la existencia de otra vía auditiva multisináptica a través de la formación reticular. La prueba de una vía reticular se basa en varias observa-ciones experimentales ¿cuales son estas?

1. Neuronas talámicas reticulares se proyectan al núcleo geniculado medial.
2. El núcleo del lemnisco lateral y el colículo inferior se, conectan con la formación reticular mesencefálica.
3. Se han identificado células de respuesta auditiva en la formación reticular mesencefálica y el pretectum.
4. Se ha obtenido un incremento del metabolismo de la 2-des-oxi-D-glucosa a través de las vías auditivas mediante estimulación eléctrica de la formación reticular mesencefálica.

157

157. Varios haces de fibras del sistema auditivo se decusan a diversos niveles:

1. En el tegmento pontino se decusan las estrías acústicas superior, media e Inferior y enlazan los complejos nucleares cocleares derecho e izquierdo.
2. El haz olivococlear (haz eferente de Rasmussen), que se comenta más adelante, también se decusa en el tegmento pontino.
3. Los núcleos del lemnisco lateral se conectan mediante la comisura de Probst, que pasa a través del pedúnculo cerebeloso superior (brachium conjunctivum) y la parte más rostral del tegmento pontino. La comisura de Probst lleva también fibras de los núcleos del lemnisco lateral al colículo inferior contralateral.
4. A nivel del cerebro medio se comunican los dos colículos inferiores mediante la comisura del colículo inferior. Esta comisura también lleva fibras que pasan del coliculo inferior al cuerpo geniculado medial.

158

158. Varios haces de fibras del sistema auditivo se decusan a diversos niveles: 1. En el tegmento pontino se decusan las

estrías acústicas superior, media e Inferior y enlazan los complejos nucleares codea-res derecho e izquierdo.

159

159. Varios haces de fibras del sistema auditivo se decusan a diversos niveles: 1. En el tegmento pontino se decusan las estrías acústicas superior, media e Inferior y enlazan los

- complejos nucleares cocleares derecho e izquierdo.

160

160. Varios haces de fibras del sistema auditivo se decusan a diversos niveles: 2. El haz- olivococlear (haz eferente de Rasmussen), también se decusa en

el tegmento pontino.

161

161. Varios haces de fibras del sistema auditivo se decusan a diversos niveles: 3. Los núcleos del lemnisco lateral se conectan mediante

la comisura de Probst

162

162. Varios haces de fibras del sistema auditivo se decusan a diversos niveles: Los núcleos del lemnisco lateral se conectan mediante la co-misura de Probst, que pasa a través del

pedúnculo cerebeloso superior (brachium conjunctivum) y la parte más rostral del tegmento pontino.

163

163. Varios haces de fibras del sistema auditivo se decusan a diversos niveles: 3. Los núcleos del lemnisco lateral se conectan mediante la comisura de Probst, que pasa a través del pedúnculo cerebeloso superior (brachium conjunctivum) y la parte más rostral del tegmento pontino. La comisura de Probst lleva también fibras de

los núcleos del lemnisco lateral al colículo inferior contralateral

164

164. Varios haces de fibras del sistema auditivo se decusan a diversos niveles: 4. A nivel del cerebro medio se comunican los dos colículos inferiores mediante la

comisura del colículo inferior

165

165. 4. A nivel del cerebro medio se comunican los dos colículos inferiores mediante la comisura del colículo inferior. Esta comisura también lleva fibras que pasan del ¿de donde a donde?

coliculo inferior al cuerpo geniculado medial.

166

166. El sistema auditivo se caracteriza por la presencia de varios mecanismos de retroalimentación inhibidores que consisten en

vías descendentes que enlazan los diferentes núcleos auditivos corticales y subcorticales

167

167. El sistema auditivo se caracteriza por la presencia de varios mecanismos de retroalimentación inhibidores que consisten en vías descendentes que enlazan los

diferentes núcleos auditivos corticales y subcorticales

168

168. El sistema auditivo se caracteriza por la presencia de varios mecanismos de retroalimentación inhibidores que consisten en vías descendentes que enlazan los diferentes núcleos auditivos corticales y subcorticales. En consecuencia, un sistema de fibras descendentes enlaza

la corteza auditiva primaria, el cuerpo geniculado medial, el colículo inferior, el núcleo del lemnisco lateral, el complejo nuclear olivar superior y los núcleos cocleares

169

169. El sistema auditivo se caracteriza por la presencia de varios mecanismos de retroalimentación inhibidores que consisten en vías descendentes que enlazan los diferentes núcleos auditivos corticales y subcorticales. En consecuencia, un sistema de fibras descendentes enlaza la corteza auditiva primaria, el cuerpo geniculado medial, el colículo inferior, el núcleo del lemnisco lateral, el complejo nuclear olivar superior y los núcleos codeares. Sin embargo, el mecanismo de retroalimentación más importante lo lleva a cabo el

haz olivococlear, que también se conoce como haz eferente de Rasmussen

170

170. El haz eferente de Rasmussen proviene de

neuronas colinérgicas de los núcleos periolivares

171

171. El haz eferente de Rasmussen proviene de neuronas colinérgicas de los núcleos periolivares y se proyecta a

células pilosas en el órgano de Corti.

172

172. El haz eferente de Rasmussen proviene de neuronas colinérgicas de los núcleos periolivares y se proyecta a células pilosas en el órgano de Corti. Tiene componentes …

cruzados y directos que inervan de manera diferencial los dos tipos de células pilosas

173

173. Donde se origina el haz cruzado del haz eferente de Rasmussen

en células grandes en la parte ventromedial del área periolivar, sigue en sentido dorsal en el tegmento pontino, elude el núcleo del nervio abductor y cruza al costado contralateral para concluir mediante terminales sinápticas grandes que colindan con las partes basales de las células pilosas externas.

174

174. Donde se origina el componente directo del haz eferente de Rasmussen

es más pequeño y se origina en neuronas pequeñas en la proximidad del núcleo olivar superior lateral.

175

175. Donde termina el componente directo del haz eferente de Rasmussen

Termina mediante sinapsis de paso en fibras cocleares aferentes primarias justo abajo de las células pilosas internas

176

176. Los dos componentes del haz eferente de Rasmussen se unen de modo inicial a la división vestibular del nervio vestibulococlear (nervio craneal VIII), pero en la anastomosis vestibulococlear salen de ella y siguen con la división coclear hasta las

células pilosas del órgano de Corti

177

177. La estimulación del haz olivococlear suprime

la receptividad del órgano de Corti y por consiguiente la actividad en el nervio auditivo.

178

178. Se han propuesto diversas funciones para el haz olivococlear: ¿Cuáles son estas?

) un efecto protector en la cóclea contra el ruido intenso, b) selectividad de frecuencia, c) atención auditiva selectiva que permite detectar nuevas señales y comprender el habla en un fondo ruidoso.

179

179. Las células pilosas del órgano de Corti transducen energía mecánica a impulsos nerviosos y muestran un potencial generador graduado. En el nervio coclear aparecen potenciales en

espiga

180

180. Las fibras nerviosas cocleares responden al

desplazamiento y la velocidad de la membrana basal del órgano de Corti.

181

181. El desplazamiento de la membrana basal hacia la escala vestibular produce

inhibición

182

182. El desplazamiento de la membrana basal hacia la escala vestibular produce inhibición, en tanto que el desplazamiento a la escala timpánica causa

excitación

183

183. Una fibra aislada en el nervio coclear puede reaccionar al

desplazamiento y la velocidad

184

184. Los movimientos reflejos de los ojos y el cuello hacia una fuente sonora tienen mediación de dos vías reflejas. ¿Cuáles son estas dos vías ?

La primera sigue del colículo inferior al superior y de ahí a través de la vía tectobulbar y vías tectoespinales a los núcleos de los músculos del ojo y la musculatura cervical. La otra vía sigue de la oliva superior al núcleo del nervio abductor (nervio craneal VI) y a continuación a través del fascículo longitudinal medial a los núcleos de los nervios craneales de los músculos extraoculares

185

185. Otras vías reflejas comprenden las que se hallan entre los núcleos cocleares y el sistema reticular activador ascendente, que dan lugar a

la reacción de sobresalto inducida de manera auditiva

186

186. Esta via refleja dan lugar a la reacción de sobresalto inducida de manera auditiva

las que se hallan entre los núcleos codeares y el sistema reticular activador ascendente

187

187. *Otras vías reflejas comprenden las que se hallan entre los núcleos codeares y el sistema reticular activador ascendente, que dan lugar a la reacción de sobresalto inducida de manera auditiva, y las situadas entre

los núcleos cocleares ventrales y los núcleos motores de los nervios trigémino y facial

188

188. Las segundas constituyen arcos reflejos que enlazan el órgano de Corti con los músculos tensor del tímpano y el estribo. Por consiguiente, en respuesta a sonidos de alta intensidad,

estos músculos se contraen en forma refleja y amortiguan la vibración de los huesecillos del oído.

189

189. Las fibras del nervio vestibular son procesos centrales de células bipolares en

el ganglio de Scarpa

190

190. Las fibras del nervio vestibular son procesos centrales de células bipolares en el ganglio de Scarpa. Los procesos periféricos de estas células bipolares se distribuyen al

órgano terminal vestibular y los tres conductos semicirculares, el utrículo y el sáculo.

191

191. se relacionan con la aceleración angular (reconocen un incremento simultáneo de la velocidad y la dirección cuando la persona gira o se voltea)

Los conductos semicirculares

192

192. se vinculan con la aceleración lineal (identifican un cambio de la velocidad sin variación de la dirección, el efecto gravitacional).

el utrículo y el sáculo

193

193. La porción superior del ganglio de Scarpa recibe fibras de

los conductos semicirculares anterior y horizontal, el utrículo y el saco

194

194. La porción inferior del ganglio inferior de Scarpa recibe fibras del

conducto semicircular posterior y el sáculo

195

195. El nervio vestibular acompaña al nervio coclear del meato auditivo interno al puente de Varolio, en donde penetra en

la superficie lateral en la unión pontomedular medial con el nervio coclear

196

196. Dentro del puente de Varolio, las fibras del nervio vestibular siguen en el tegmento entre

el cuerpo restiforme y el complejo espinal trigeminal.

197

197. Dentro del puente de Varolio, las fibras del nervio vestibular siguen en el tegmento entre el cuerpo restiforme y el complejo espinal trigeminal. La porción principal de estas fibras se proyecta en

los cuatro núcleos vestibulares

198

198. Dentro del puente de Varolio, las fibras del nervio vestibular siguen en el tegmento entre el cuerpo restiforme y el complejo espinal trigeminal. La porción principal de estas fibras se proyecta en los cuatro núcleos vestibulares; una porción más pequeña pasa de modo directo al

cerebelo a través del cuerpo yuxtarrestiforme.

199

199. Dentro del puente de Varolio, las fibras del nervio vestibular siguen en el tegmento entre el cuerpo restiforme y el complejo espinal trigeminal. La porción principal de estas fibras se proyecta en los cuatro núcleos vestibulares; una porción más pequeña pasa de modo directo al cerebelo a través del cuerpo yuxtarrestiforme. En el cerebelo, estas fibras terminan como

fibras musgosas en neuronas del lóbulo floculonodular y la úvula

200

200. Existen cuatro núcleos vestibulares: ¿Cuáles son?

medial, inferior, lateral y superior

201

201. El núcleo medial o

(núcleo principal [núcleo de Schwalbe])

202

202. El núcleo vestibular medial (núcleo principal [núcleo de Schwalbe]) aparece en … y se extiende hasta

aparece en la médula oblongada en el extremo rostral de la oliva inferior y se extiende hasta la parte caudal del puente de Varolio.

203

203. El núcleo vestibular inferior o

(núcleo espinal)

204

204. El núcleo inferior (núcleo espinal) se ubica entre

el núcleo medial y el cuerpo restiforme.

205

205. El núcleo inferior, que se reconoce en cortes histológicos por fibras mielinizadas que lo atraviesan desde el nervio vestibular, se extiende

de la extremidad rostral del núcleo grácil a la unión pontomedular.

206

206. El núcleo vestibular lateral o

(núcleo de Deiters)

207

207. El núcleo lateral (núcleo de Deiters), que se caracteriza en cortes histológicos por la presencia de neuronas multipolares grandes, se extiende

desde la unión pontomedular hasta el nivel del núcleo del nervio abductor (nervio craneal VI).

208

208. Es el mas pequeño de los nucleos vestibulares

núcleo superior (núcleo de Bechterew)

209

209. Núcleo vestibular superior o

(núcleo de Bechterew)

210

210. El núcleo superior (núcleo de Bechterew) es más pequeño que los otros núcleos y se encuentra en

relación dorsal y medial con los núcleos mediales y laterales.

211

211. El número de neuronas en los núcleos vestibulares excede con mucho el número de fibras del nervio vestibular. Las fibras nerviosas vestibulares sólo se proyectan a regiones limitadas dentro de cada núcleo vestibular V o F

v

212

212. Además de la aferencia del nervio vestibular, los núcleos vestibulares reciben fibras de:

a) la médula espinal, b) el cerebelo y c) la corteza vestibular

213

213. La eferencia de los núcleos vestibulares se dirige a -

a) la médula espinal, b) el cerebelo, c) el tálamo, d) los núcleos de los, músculos extraoculares, e) la corteza vestibular y f) el órgano final vestibular

214

214. La proyección vestibular a la médula espinal se lleva a cabo a través

del fascículo vestibuloespinal lateral (desde el núcleo vestibular lateral) y el fascículo vestibuloespinal medial (desde el núcleo vestibular medial) a través del componente descendente del fascículo longitudinal medial.

215

215. El fascículo vestibuloespinal lateral facilita

neuronas motoras extensoras

216

216. el fascículo vestibuloespinal medial facilita

neuronas motoras flexoras

217

217. El fascículo vestibuloespinal medial proyecta fibras al

núcleo motor dorsal del vago

218

218. El fascículo vestibuloespinal medial proyecta fibras al núcleo motor dorsal del vago. Esto explica que efectos al estimular el órgano terminal vestibular

náuseas, la sudación y los vómitos

219

219. Las proyecciones de los núcleos vestibulares al cerebelo siguen a través del

cuerpo yuxtarrestiforme

220

220. Las proyecciones de los núcleos vestibulares al cerebelo siguen a través del cuerpo yuxtarrestiforme junto con

las fibras vestibulocerebelosas primarias

221

221. Las proyecciones de los núcleos vestibulares al cerebelo siguen a través del cuerpo yuxtarrestiforme junto con las fibras vestibulocerebelosas primarias. Estas proyecciones provienen de

- los núcleos vestibulares superior, inferior y medial

222

222. Las proyecciones de los núcleos vestibulares al cerebelo siguen a través del cuerpo yuxtarrestiforme junto con las fibras vestibulocerebelosas primarias. Estas proyecciones provienen de los núcleos vestibulares superior, inferior y medial y terminan en

particular en forma ipsolateral (pero también bilateral) en neuronas de este lóbulo floculonodular, la úvula y el núcleo fastigio

223

223. *Las conexiones cerebelovestibulares son mucho más abundantes que

- las vestibulocerebelosas

224

224. Las proyecciones vestibulotalámicas provienen de

los núcleos vestibulares medial, lateral y superior

225

225. Las proyecciones vestibulotalámicas provienen de los núcleos vestibulares medial, lateral y superior y se proyectan de manera bilateral a

varios núcleos talámicos (grupos posterolateral ventral, centrolateral, geniculado lateral y posterior).

226

226. Las proyecciones vestibulotalámicas provienen de los núcleos vestibulares medial, lateral y superior y se proyectan de manera bilateral a varios núcleos talániicos (grupos posterolateral ventral, centrolateral, geniculado lateral y posterior). Llegan a sus destinos a través de varias vías ¿Cuáles son estas vías ?

(lemnisco lateral, pedúnculo cerebeloso superior —brachium conjunctivum y formación reticular) ), con unas cuantas que siguen a través del fascículo longitudinal medial.

227

227. Las proyecciones vestibulares a los núcleos de los músculos extraoculares discurren por

el componente ascendente del fascículo longitudinal medial.

228

228. Las proyecciones vestibulares a los núcleos de los músculos extraoculares discurren por el componente ascendente del fascículo longitudinal medial. Surgen de

todos los cuatro núcleos vestibulares

229

229. Las proyecciones vestibulares a los núcleos de los músculos extraoculares discurren por el componente ascendente del fascículo longitudinal medial. Surgen de todos los cuatro núcleos vestibulares y se proyectan a

núcleos de los nervios oculomotor (nervio craneal III), troclear (nervio craneal IV) y abductor (nervio craneal VI).

230

230. Las proyecciones vestibulares a los núcleos de los músculos extraoculares discurren por el componente ascendente del fascículo longitudinal medial. Surgen de todos los cuatro núcleos vestibulares y se proyectan a núcleos de los nervios oculomotor (nervio craneal III), troclear (nervio craneal IV) y abductor (nervio craneal VI). El componente cruzado de este sistema ejerce un

efecto excitador, en tanto que el directo tiene un efecto inhibidor en los núcleos del movimiento extraocular

231

231. *Una proyección de los núcleos vestibulares a la corteza vestibular primaria en el lóbulo temporal llega tal vez a la corteza vestibular a través de

relevos en el tálamo

232

232. Una proyección de los núcleos vestibulares a la corteza vestibular primaria en el lóbulo temporal llega tal vez a la corteza vestibular a través de relevos en el tálamo Se ha descrito una proyección en el órgano terminal vestibular. Los axones siguen con el nervio vestibular y terminan en una forma bilateral en

células pilosas en la cresta del conducto semicircular y la mácula del utrículo y el, sáculo.

233

233. el haz olivococlear, que ejerce un efecto inhibidor en

el órgano terminal coclear

234

234. En contraste con el haz olivococlear, que ejerce un efecto inhibidor en el órgano terminal codear, este haz es excitador del

órgano terminal vestibular

235

235. La eferencia vestibular a los núcleos de los músculos extraoculares tiene un papel importante en

el control de los movimientos conjugados del ojo

236

236. La eferencia vestibular a los núcleos de los músculos extraoculares tiene un papel importante en el control de los movimientos conjugados del ojo. Este control recibe mediación a través de dos vías: ¿Cuáles son estas 2 vías ?

el componente ascendente del fascículo longitudinal medial y la formación reticular

237

237. La desviación conjugada refleja de los ojos en una dirección específica, que se conoce como nistagmo, tiene dos componentes: ¿Cuáles son?

uno lento Núcleos alejado del sistema vestibular estimulado y uno rápido hacia el lado vestibulares estimulado.

238

238. La estimulación del conducto semicircular horizontal derecho (se obtiene al

girar a la derecha vestibuloespinal en un sillón de Bárány o verter agua caliente en el oído derecho)

239

239. La estimulación del conducto semicircular horizontal derecho o los núcleos vestibulares derechos medial, lateral o inferior tiene como resultado

una desviación horizontal conjugada refleja de los ojos (nistagmo horizontal) ), con un componente lento hacia la izquierda y otro rápido a la derecha

240

240. La estimulación bilateral del conducto semicircular anterior suscita

el movimiento de los ojos hacia arriba

241

241. La estimulación bilateral del conducto semicircular posterior produce

movimiento hacia abajo

242

242. La sección del fascículo longitudinal medial rostral respecto de los núcleos abductores suprime

estas reacciones oculomotoras primarias (movimiento hacia abajo o arriba)

243

243. La sección del fascículo longitudinal medial rostral respecto de los núcleos abductores suprime estas reacciones oculomotoras primarias. Sin embargo, aún puede presentarse nistagmo por

estimulación del laberinto, que confirma que es probable que las vías esenciales para el nistagmo pasen a través de la formación reticular

244

244. La estimulación del núcleo vestibular superior produce

nistagmo vertical.

245

245. Las lesiones del fascículo longitudinal medial (FLM) rostrales en relación con el núcleo abductor interfieren con

los movimientos conjugados del ojo normales.

246

246. Las lesiones del fascículo longitudinal medial (FLM) rostrales en relación con el núcleo abductor interfieren con los movimientos conjugados del ojo normales. En este trastorno, que se conoce como

oftalmoplejía internuclear o síndrome del fascículo longitudinal medial

247

247. Las lesiones del fascículo longitudinal medial (FLM) rostrales en relación con el núcleo abductor interfieren con los movimientos conjugados del ojo normales. En este trastorno, que se conoce como oftalmoplejía internuclear o síndrome del fascículo longitudinal medial, existe (que signos)

parálisis de la aducción ipsolateral a la lesión del FLM y nistagmo monocular horizontal del ojo abducido

248

248. En la oftalmoplejía internuclear o síndrome del fascículo longitudinal medial, existe parálisis de la aducción ipsolateral a la lesión del FLM y nistagmo monocular horizontal del ojo abducido. Se sabe que este trastorno ocurre en

la esclerosis múltiple y trastornos vasculares del puente de Varolio

249

249. En la oftalmoplejía internuclear o síndrome del fascículo longitudinal medial la lesión interrumpe

las fibras del FLM destinadas para la parte del complejo nuclear oculomotor que inerva el recto interno; esto explica la pérdida de aducción.

250

250. No existe una explicación satisfactoria para el nistagmo horizontal monocular del ojo en abducción. Se han propuesto dos teorías para explicar este fenómeno. ¿Cuáles son estas teorias?

La primera sugiere que el nistagmo se debe a la utilización de los mecanismos de convergencia a fin de aducir el ojo ipsolateral. Esto produce aducción del ojo contralateral, que a continuación regresa de modo súbito a la posición de fijación. La segunda teoría conjetura que el fascículo longitudinal Fascículo medial lleva fibras facilitadoras a las neuronas del recto interno ipsolateral y fibras inhibidoras a las neuronas del recto interno contralateral.

251

251. En lesiones del fascículo longitudinal medial, la falta de inhibición de la aducción en el ojo contralateral causa en consecuencia

nistagmo abductor (correctivo) en ese ojo

252

252. Variedades del síndrome síndrome de Lhermitte, sindiome de Bielschowsky-Lutz-Cogan

a) anterior, en la que funciona con normalidad el recto externo pero el interno está paralizado en el lado de la lesión del FLM; y b) posterior, en el que se paraliza el recto externo pero funciona sin problemas el recto interno.

253

253. Nervio facial (nervio craneal VII) El nervio facial es un nervio mixto con componentes

sensoriales y motores.

254

254. El nervio facial lleva dos tipos de aferentes sensoriales: ¿Cuáles son estas?

- fibras exteroceptivas del oído externo y fibras gustativas de los dos tercios anteriores de la lengua

255

255. Las fibras exteroceptivas provenientes del oído externo son procesos periféricos de

neuronas en el ganglio geniculado

256

256. Las fibras exteroceptivas provenientes del oído externo son procesos periféricos de neuronas en el ganglio geniculado. Los procesos centrales se proyectan en

neuronas en el núcleo espinal trigeminal (similares a fibras de la misma área que conducen los nervios glosofaríngeo [nervio craneal IX] y vago [nervio craneal X]).

257

257. Las fibras exteroceptivas provenientes del oído externo son procesos periféricos de neuronas en el ganglio geniculado. Los procesos centrales se proyectan en neuronas en el núcleo espinal trigeminal (similares a fibras de la misma área que conducen los

nervios glosofaríngeo [nervio craneal IX] y vago [nervio craneal X]).

258

258. Las fibras gustativas tienen sus neuronas de origen en

el ganglio geniculado.

259

259. [ del nervio facial ] Las fibras gustativas tienen sus neuronas de origen en el ganglio geniculado. Los procesos periféricos de estas neuronas llegan a

botones gustativos en los dos tercios anteriores de la lengua

260

260. [ del nervio facial ] Las fibras gustativas tienen sus neuronas de origen en el ganglio geniculado. Los procesos periféricos de estas neuronas llegan a botones gustativos en los dos tercios anteriores de la lengua; los procesos centrales penetran e

el tallo cerebral

261

261. [ del nervio facial ] Las fibras gustativas tienen sus neuronas de origen en el ganglio geniculado. Los procesos periféricos de estas neuronas llegan a botones gustativos en los dos tercios anteriores de la lengua; los procesos centrales penetran en el tallo cerebral con

el nervio intermedio

262

262. [ del nervio facial ] Las fibras gustativas tienen sus neuronas de origen en el ganglio geniculado. Los procesos periféricos de estas neuronas llegan a botones gustativos en los dos tercios anteriores de la lengua; los procesos centrales penetran en el tallo cerebral con el nervio intermedio y se proyectan en

neuronas de la parte gustativa del núcleo solitario, junto con las fibras transportadas por los nervios glosofaríngeo (del tercio posterior de la lengua) y vago (de la región epiglótica).

263

263. [ del nervio facial ] Las fibras sensoriales y gustativas, junto con el componente motor visceral, forman

una raíz lateral separada del nervio facial, el nervio intermedio (nervio de Wrisberg).

264

264. El nervio facial lleva dos tipos de fibras motoras: ¿Cuáles son estas?

somáticas y secretomotoras

265

265. [ del nervio facial ] Las fibras motoras somáticas inervan

los músculos de la expresión facial y el estribo, el estilohioideo y el vientre posterior del digástrico.

266

266. [ del nervio facial ] Las fibras motoras somáticas inervan los músculos de la expresión facial y el estribo, el estilohioideo y el vientre posterior del digástrico. Estas fibras se originan en

- el núcleo motor facial en el tegmento pontino.

267

267. [ del nervio facial ] Las fibras motoras somáticas de sus neuronas de origen, las fibras siguen en sentido dorsomedial y a continuación rostral en el tegmento y forman un haz compacto cerca del

núcleo abductor (nervio craneal VI) en el piso del cuarto ventrículo (el colículo facial).

268

268. [ del nervio facial ] Las fibras motoras somáticas de sus neuronas de origen, las fibras siguen en sentido dorsomedial y a continuación rostral en el tegmento y forman un haz compacto cerca del núcleo abductor (nervio craneal VI) en el piso del cuarto ventrículo (el colículo facial). Se doblan (rodilla) de forma lateral sobre el núcleo abductor y giran de modo ventrolateral para surgir en

el borde lateral del puente de Varolio

269

269. [ del nervio facial ] Las fibras motoras somáticas de sus neuronas de origen, las fibras siguen en sentido dorsomedial y a continuación rostral en el tegmento y forman un haz compacto cerca del núcleo abductor (nervio craneal VI) en el piso del cuarto ventrículo (el colículo facial). Se doblan (rodilla) de forma lateral sobre el núcleo abductor y giran de modo ventrolateral para surgir en el borde lateral del puente de Varolio. Este peculiar trayecto del componente motor somático de las fibras del nervio facial en el tegmento resulta de

- la migración de neuronas motoras faciales desde una posición dorsal en el piso del cuarto ventrículo en dirección caudal y ventral y llevan sus axones con ellas.

270

270. La migración del núcleo motor facial se explica por

neurobiotaxia, en la cual las neuronas tienden a migrar a fuentes mayores de estímulo

271

271. La migración del núcleo motor facial se explica por neurobiotaxia, en la cual las neuronas tienden a migrar a fuentes mayores de estímulo. En el caso del núcleo motor facial, esta migración se acerca al

núcleo espinal trigeminal y su fascículo.

272

272. Los componentes motor y sensorial viscerales del nervio facial no forman un asa alrededor del

- núcleo abductor.

273

273. Los componentes motor y sensorial viscerales del nervio facial no forman un asa alrededor del núcleo abductor. En lugar de ello, forman

una raíz lateral separada del nervio facial, el nervio intermedio

274

274. El núcleo motor del nervio facial está organizado en columnas motoras orientadas de forma longitudinal (subnúcleo) que se relacionan con

músculos faciales específicos

275

275. El núcleo motor del nervio facial está organizado en columnas motoras orientadas de forma longitudinal (subnúcleo) que se relacionan con músculos faciales específicos: ¿Cuáles son estos subnucleos ?

los subnúcleos medial, dorsal, intermedio y lateral

276

276. Como se hallan dispuestas las neuronas motoras que inervan musculos faciales superiores, inferiores, platisma y músculos auriculares posteriores

las neuronas motoras que inervan músculos faciales superiores se hallan en la parte dorsal del núcleo, las que inervan músculos faciales inferiores sobre todo en la parte lateral del núcleo y las que inervan el músculo cutáneo del cuello y los músculos auriculares posteriores en la parte medial del núcleo.

277

277. El núcleo motor facial recibe fibras de los orígenes siguientes:

corteza cerebral , ganglios basales, oliva superior, sistema trigeminal y coliculo superior

278

278. Se originan fibras corticofaciales de áreas de representaciones de la cara en

las cortezas del cíngulo motora primaria, motora suplementaria, premotora, rostral y caudal.

279

279. Se originan fibras corticofaciales de áreas de representaciones de la cara en las cortezas del cíngulo motora primaria, motora suplementaria, premotora, rostral y caudal. Estas fibras discurren como

fibras corticobulbares directas o corticorreticulobulbares indirectas.

280

280. La aferencia cortical al núcleo facial es bilateral hacia la parte del núcleo que inerva los

músculos superiores de la cara y sólo contralateral a la porción que inerva la musculatura peribucal.

281

281. [del nervio facial] En lesiones que incluyen un hemisferio se afectan tan sólo

los músculos faciales inferiores contralaterales respecto de la lesión

282

282. [del nervio facial] En lesiones que incluyen un hemisferio se afectan tan sólo los músculos faciales inferiores contralaterales respecto de la lesión. Esto se conoce como

paresia facial central (supranuclear)

283

283. En lesiones que incluyen un hemisferio se afectan tan sólo los músculos faciales inferiores contralaterales respecto de la lesión. Esto se conoce como paresia facial central (supranuclear), en oposición a la parálisis o paresia facial periférica (que resulta de

lesiones del núcleo motor facial o el nervio facial), en la que se alteran todos los músculos de la expresión facial ipsolaterales respecto de la lesión.

284

284. Que se ve afectado en las lesiones del núcleo motor facial o el nervio facial

todos los músculos de la expresión facial ipsolaterales respecto de la lesión

285

285. Se han descrito dos tipos de paresia (parálisis) facial central: ¿Cuáles son ?

voluntaria e involuntaria (mimética).

286

286. La parálisis facial central voluntaria es secundaria a lesiones que incluyen

fibras corticobulbares o corticorreticulobulbares contralaterales

287

287. La inervación mimética o emocional de los músculos de la expresión facial es

involuntaria y de origen incierto.

288

288. La parálisis facial central voluntaria es secundaria a lesiones que incluyen fibras corticobulbares o corticorreticulobulbares contralaterales. La inervación mimética o emocional de los músculos de la expresión facial es involuntaria y de origen incierto. Permite la contracción de

los músculos faciales inferiores en respuesta a estímulos emocionales

289

289. Ciertas lesiones neurales pueden producir parálisis facial central mimética sin parálisis facial central voluntaria. Lesiones más extensas causan

parálisis facial central voluntaria y mimética combinada.

290

290. Pruebas experimentales recientes proporcionan una explicación alternativa de la falta de afección de la musculatura facial superior en pacientes con lesiones centrales (hemisféricas). Datos escasos de estudios en seres humanos y los resultados de estudios experimentales en diversos mamíferos, incluidos los monos, demuestran que:

a) no se compromete la aferencia cortical bilateral a neuronas motoras faciales que inervan los músculos superiores de la cara; b) las neuronas motoras del núcleo facial que inervan los músculos faciales inferiores reciben una aferencia cortical importante y bilateral que es tres veces más intensa en el lado contralateral, y c) la inervación cortical del subnúcleo motor facial inferior ipsolateral es considerablemente más intensa que la del subnúcleo motor facial superior ipsolateral.

291

291. *se propuso que el déficit de músculos faciales que se observa después de lesiones hemisféricas unilaterales refleja la extensión de la pérdida de

la inervación cortical directa de neuronas motoras faciales.

292

292. * Describa una lesión (parecía facial transversa)

- las neuronas motoras que inervan la parte superior de la cara se afectarían poco porque no reciben mucha aferencia cortical directa. Asimismo, las neuronas motoras faciales inferiores contralaterales a la lesión sufrirían una pérdida funcional porque dependen más de la inervación cortical contralateral directa y la proyección cortical ipsolateral restante no es al parecer suficiente para estimularlas. La pérdida pequeña de aferencia cortical a neuronas motoras faciales bajas ipsolaterales a la lesión se compensa por la aferencia restante, mucho más intensa, del hemisferio intacto. De manera alternativa, es posible que los músculos faciales inferiores ipsolaterales a la lesión muestren cierta debilidad leve, pero ello se oculta por la debilidad contralateral mucho más pro-funda.

293

293. [del nervio facial] Estudios histológicos en material de necropsias humanas efectuados a finales del siglo xx describieron un "haz aberrante" que se separa del fascículo corticoespinal en el mesencéfalo y el puente de Varolio superior y sigue a lo largo del borde tegmentario adyacente a

- las fibras lemniscales.

294

294. Investigaciones recientes describieron tres posibles trayectorias de las fibras corticofaciales: ¿Cuáles son estas vias?

a) a través del "haz aberrante"; b) separadas del fascículo corticoespinal en la base del puente caudal y con una dirección dorsal hacia el núcleo facial en el tegmento pontino, y c) formación de un asa hacia la médula oblongada antes de llegar al núcleo facial.

295

295. Investigaciones recientes describieron tres posibles trayectorias de las fibras corticofaciales: a) a través del "haz aberrante"; b) separadas del fascículo corticoespinal en la base del puente caudal y con una dirección dorsal hacia el núcleo facial en el tegmento pontino, y c) formación de un asa hacia la médula oblongada antes de llegar al núcleo facial. Estas trayectorias explicarían la -

ocurrencia de parálisis facial central en lesiones que afectan el tegmento pontino y la base del puente de Varolio y las que se vinculan con el síndrome medular lateral

296

296. explica el movimiento de músculos faciales parésicos como reacción a una estimulación emocional

la aferencia de los ganglios basales al nucleo motor facial

297

297. Los sujetos con parálisis facial central que no pueden mover los músculos inferiores de la cara a voluntad pueden hacerlo en forma refleja en respuesta a

una estimulación emocional

298

298. Esta aferencia de la oliva superior a la corteza es parte de un reflejo que incluye los nervios facial y auditivo

Oliva superior

299

299. La aferencia de la oliva superior a la corteza explica la

- gesticulación de los músculos faciales que ocurre en reacción a un ruido intenso

300

300. La aferencia del Sistema trigeminal a la corteza de que tipo es y que enlaza

de naturaleza refleja y enlaza los nervios trigémino y facial.

301

301. [del N. facial] La aferencia del Sistema trigeminal a la corteza Apoya el parpadeo que se observa en respuesta a

la estimulación corneal

302

302. [del N. facial] La aferencia del coliculo facial a la corteza través de fibras tectobulbares posee un carácter reflejo y tiene a su cargo el

cierre de los párpados como reacción a la luz intensa o un objeto que se acerca

303

303. De donde provienen las fibras secretomotoras (motoras viscerales ) del nervio facial

del núcleo salival superior en el tegmento del puente de Varolio

304

304. las fibras secretomotoras (motoras viscerales ) del nervio facial Son fibras preganglionares que salen del tallo cerebral con (acompañado de )

el nervio intermedio (nervio de Wrisberg)

305

305. las fibras secretomotoras (motoras viscerales ) del nervio facial Son fibras preganglionares que salen del tallo cerebral con el nervio intermedio (nervio de Wrisberg) y hacen sinapsis en

ganglios colaterales

306

306. [del N. facial ] Las fibras destinadas a la glándula lagri-mal salen del

nervio intermedio

307

307. [del N. facial ] Las fibras destinadas a la glándula lagri-mal salen del nervio intermedio y siguen en el

petroso superficial mayor y el nervio del conducto pterigoideo (nervio vidiano)

308

308. [del N. facial ] Las fibras destinadas a la glándula lagri-mal salen del nervio intermedio y siguen en el petroso superficial mayor y el nervio del conducto pterigoideo (nervio vidiano) antes de hacer sinapsis en

el ganglio pterigopalatino

309

309. [del N. facial ] Las fibras destinadas a la glándula lagri-mal salen del nervio intermedio y siguen en el petroso superficial mayor y el nervio del conducto pterigoideo (nervio vidiano) antes de hacer sinapsis en el ganglio pterigopalatino del cual siguen fibras parasimpáticas posganglionares en los nervios

maxilar, cigomático, cigomaticotemporal y lagrimal

310

310. [del N. facial ] Las fibras destinadas a la glándula lagri-mal salen del nervio intermedio y siguen en el petroso superficial mayor y el nervio del conducto pterigoideo (nervio vidiano) antes de hacer sinapsis en el ganglio pterigopalatino del cual siguen fibras parasimpáticas posganglionares en los nervios maxilar, cigomático, cigomaticotemporal y lagrimal para llegar a

la glándula lagrimal

311

311. Como llegan las fibras destinadas a la glandula lagrimal

Las fibras destinadas a la glándula lagrimal salen del nervio intermedio y siguen en el petroso superficial mayor y el nervio del conducto pterigoideo (nervio vidiano) antes de hacer sinapsis en el ganglio pterigopalatino, del cual siguen fibras parasimpáticas posganglionares en los nervios maxilar, cigomático, cigomaticotemporal y lagrimal para llegar a la glándula lagrimal

312

312. Como llegan las fibras destinadas a la glándulas submandibulares y sublinguales

Las fibras destinadas a las glándulas submandibulares y sublinguales se unen a la cuerda timpánica y los nervios linguales y hacen sinapsis en el ganglio submandibular, del que surgen fibras parasimpáticas posganglionares

313

313. Debido a que las fibras para las glándulas lagrimales, submandibulares y sublinguales salen juntas del tallo cerebral, las lesiones del nervio facial cerca del ganglio geniculado pueden ocasionar

un crecimiento aberrante de las fibras en regeneración, de tal manera que las destinadas a inervar las glándulas lagrimales llegan a las glándulas salivales submandibulares y sublinguales.

314

314. Este crecimiento aberrante explica el fenómeno de "lágrimas de cocodrilo" en el que la presencia de alimento en la boca va seguida de lagrimeo en lugar de salivación.

las lesiones del nervio facial cerca del ganglio geniculado pueden ocasionar un crecimiento aberrante de las fibras en regeneración, de tal manera que las destinadas a inervar las glándulas lagrimales llegan a las glándulas salivales submandibulares y sublinguales.

315

315. parálisis del nervio facial o

(parálisis de Bell)

316

316. Los signos de parálisis del nervio facial (parálisis de Bell) varían según

sea la localización de la lesión Proximales o distales al ganglio geniculado o / y Agujero estilomastoideo

317

317. Los signos de parálisis del nervio facial (parálisis de Bell) Proximales al ganglio geniculado

1. Parálisis de todos los músculos de la expresión facial.
2. Pérdida del gusto en los dos tercios anteriores de la mitad ipsolateral de la lengua.
3. Deterioro de la secreción salival.
4. Deterioro de la lagrimación.
5. Hiperacusia (hipersensibilidad al ruido como resultado de parálisis del músculo del estribo).
6. "Lágrimas de cocodrilo" en algunos individuos con crecimiento aberrante de fibras en regeneración

318

318. Los signos de parálisis del nervio facial (parálisis de Bell) distales al ganglio geniculado pero proximales a la cuerda del tímpano dan por resultado los signos ipsolaterales siguientes

1. Parálisis de todos los músculos de la expresión facial. 2. Pérdida del gusto en los dos tercios anteriores de la lengua. 3. Deterioro de la secreción salival. 4. Hiperacusia.

319

319. La lesión del nervio facial distales al ganglio geniculado pero proximales a la cuerda del tímpano. Este tipo de lesión no afecta

la lagrimación ya que las fibras destinadas a la glándula lagrimal salen del nervio proximales al nivel de la lesión

320

320. Las lesiones del nervio facial en el agujero estilomastoideo (en donde salen del cráneo las fibras motoras destinadas a los músculos de la expresión facial) sólo causan

parálisis de los músculos dé la expresión facial ipsolaterales a la lesión

321

321. Nervio abductor (nervio craneal VI) es un nervio de que tipo y que inerva

es un nervio motor puro que inerva el músculo recto externo

322

322. El núcleo abductor se localiza en

un sitio paramediano en el tegmento del puente de Varolio, en el piso del cuarto ventrículo.

323

323. Extensión del nucleo abductor

del límite rostral del núcleo vesti-bular lateral a la porción rostral del núcleo vestibular descendente

324

324. El núcleo abductor tiene dos poblaciones de neuronas: ¿Cuáles son?

grandes (neuronas motoras) y pequeñas (interneuronas).

325

325. El núcleo abductor tiene dos poblaciones de neuronas: grandes (neuronas motoras) y pequeñas (interneuronas). Los axones de las neuronas grandes (neuronas motoras) forman e inervan

el nervio abductor e inervan los músculos rectos externos

326

326. El núcleo abductor tiene dos poblaciones de neuronas: grandes (neuronas motoras) y pequeñas (interneuronas). Los axones de las neuronas grandes (neuronas motoras) forman el nervio abductor e inervan los músculos rectos externos. Los axones de las neuronas pequeñas (interneuronas) se unen al

fascículo longitudinal medial contralateral

327

327. El núcleo abductor tiene dos poblaciones de neuronas: grandes (neuronas motoras) y pequeñas (interneuronas). Los axones de las neuronas grandes (neuronas motoras) forman el nervio abductor e inervan los músculos rectos externos. Los axones de las neuronas pequeñas (interneuronas) se unen al fascículo longitudinal medial contralateral y terminan en … y que inervan

neuronas en el núcleo oculomotor que inerva el músculo recto interno (subnúcleo del recto interno).

328

328. Los axones del nervio abductor siguen a través del tegmento y la base del puente de Varolio y salen por

su superficie ventral en el surco entre este último y la médula oblongada

329

329. El núcleo abductor recibe fibras de:

a) la corteza cerebral (fibras corticorreticulobulbares), b) el núcleo vestibular medial a través del fascículo longitudinal medial, c) la formación reticular pontina paramediana (FRPP) y d) el núcleo prepósito del hipogloso. Se han descrito fibras aferentes directas del ganglio de Scarpa al núcleo abductor

330

330. Y como son las aferencias que llegan al nucleo abductor

La aferencia corticobulbar es bilateral, las aferencias de la FRPP y el núcleo prepósito no son cruzados y la aferencia del núcleo vestibular medial muestra un predominio directo. Se han descrito fibras aferentes directas del ganglio de Scarpa al núcleo abductor

331

331. Las lesiones del nervio abductor provocan

parálisis del músculo recto externo ipsolateral y diplopía (visión doble) cuando se intenta la mirada horizontal hacia el lado del músculo paralizado las dos imágenes son horizontales y la distancia entre ellas aumenta a medida que se mueven los ojos en dirección de la acción del músculo paralizado.

332

332. En contraste con las lesiones del nervio abductor, las del núcleo abductor no causan parálisis de la abducción sino

por el contrarío, parálisis de la mirada horizontal ipsolateral a la lesión

333

333. En contraste con las lesiones del nervio abductor, las del núcleo abductor no causan parálisis de la abducción sino, por el contrarío, parálisis de la mirada horizontal ipsolateral a la lesión; esto se manifiesta por

falta de movimiento de ambos ojos cuando se intenta la mirada horizontal ipsolateral

334

334. La parálisis de la mirada lateral después de lesiones del núcleo abductor se explica por

la afección de las neuronas grandes que inervan el músculo recto externo ipsolateral y las neuronas pequeñas (interneuronas) que inervan las neuronas del recto interno contralateral (subnúcleo del recto interno) dentro del núcleo oculomotor

335

335. Al parecer ya no es factible sostener el concepto según el cual las neuronas reticulares pontinas originan parálisis de la aducción. V o F

V

336

336. *tal vez participa en la mirada vertical (hacia abajo)

fascículo longitudinal medial

337

337. * Es probable que el centro pontino para la mirada lateral y el núdeo abductor constituyan

una entidad

338

338. La FRPP (centro pontino para la mirada lateral) es un fondo común neuronal definido de forma:fisiológica rostral respecto del

núcleo abductor

339

339. *El centro pontino para la mirada lateral Se integra con

las partes caudal y rostral

340

340. La FRPP (centro pontino para la mirada lateral) se integra con las partes caudal y rostral. La parte caudal esta conectada al … y su estimulación provoca

está conectada al núcleo abductor ipsolateral. La estimulación de la parte caudal ocasiona desviación horizontal conjugada de los ojos.

341

341. La FRPP (centro pontino para la mirada lateral) se integra con las partes caudal y rostral. La parte rostral se conecta con

el núcleo intersticial rostral del FLM

342

342. La FRPP (centro pontino para la mirada lateral) se integra con las partes caudal y rostral. La parte rostral se conecta con el núcleo intersticial rostral del FLM , que a su vez se proyecta hacia

el núcleo oculomotor ipsolateral por otras vías aparte del fascículo longitudinal medial

343

343. La estimulación de la FRPP rostral da lugar a

una mirada vertical.

344

344. Las lesiones en la FRPP caudal suprimen

la mirada lateral conjugada,

345

Las lesiones en la FRPP rostral eliminan

la mirada vertical.

346

346. Las lesiones extensas en la FRPP provocan

parálisis, de la mirada horizontal, y vertical.

347

347. *Las raicillas del nervio abductor a lo largo de su curso dentro del puente de Varolio pueden afectarse en una diversidad de

lesiones vasculares intraaxiles

348

348. [En las lesiones del nervio abductor] Las lesiones en la base pontina que incluyen fibras corticoespinales y las raicillas del nervio abductor causan … que se manifiesta por

hemiplejía alternante que se manifiesta por parálisis ipsolateral del recto externo ipsolateral (y diplopía) y parálisis de neurona motora superior de la mitad contralateral del cuerpo

349

349. Las lesiones en el tegmento pontino que afectan las raicillas del abductor y el lemnisco medial tienen como resultado

parálisis del recto externo ipsolateral (y diplopía) y pérdida contralateral de la cinestesia y el tacto discriminativo

350

350. Las lesiones más dorsales que incluyen el núcleo abductor, el fascículo longitudinal medial y las raicillas del nervio facial que se curvan producen

parálisis de la mirada horizontal y parálisis facial de tipo periférico, ambas ipsolaterales en relación con la lesión

351

351. Un infarto lacunar pequeño que incluye seis fascículos nerviosos dentro del puente de Varolio produce

parálisis aislada del nervio abductor

352

352. Se han informado duplicaciones unilaterales y bilaterales del nervio abductor. mencione los diferentes casos

En algunos casos, el nervio surge del tallo cerebral en un tronco y se divide en y donde dos ramas en el espacio subaracnoideo antes de llegar al seno cavernoso. En otros casos, el nervio sale del tallo cerebral como dos ramas separadas. En ambos, las dos ramas se funden dentro del seno cavernoso

353

353. es el más grande de los 12 nervios craneales

nervio trigeminal

354

354. el nervio trigeminal . Transmite información sensorial de la cabeza y el cuello e inerva

los músculos de la masticación, los tensores del tímpano y el paladar, el milohioideo y el vientre anterior del digástrico

355

355. El nervio trigémino tiene dos raíces: ¿Cuáles son?

una eferente más pequeña (porción menor) y otra aferente más grande (porción mayor).

356

356. De cuantas raicillas se compone la raíz motora del nervio trigeminal

14

357

357. En el puente la primera división de la raíz sensorial trigeminal (Vi) se localiza casi siempre en una posición

dorsomedial adyacente a la raíz motora

358

358. la primera división de la raíz sensorial trigeminal (Vi) se localiza casi siempre en una posición dorsomedial adyacente a la raíz motora y la tercera división (V3) ocupa una posición

caudo-lateral. Sin embargo, V3 puede variar de manera directa de lateral a caudal hacia V1.

359

359. Casi en 50% de las personas existen raíces sensoriales aberrantes (del nervio trigeminal) y eso explicaría la persistencia del

dolor facial (neuralgia trigeminal) después de seccionar de modo quirúrgico la raíz sensorial.

360

360. Las raicillas sensoriales aberrantes penetran en la raíz sensorial casi a 1 cm del puente y contribuyen sobre todo a V1. Algunas raicillas entre las raíces motora y sensorial pueden unirse a cualquiera de las raíces bastante lejos del puente. Se han referido anastomosis entre las raíces motora y sensorial y explicarían el fracaso de

la sección de la raíz sensorial para aliviar el dolor facial.

361

361. La raíz eferente del nervio trigémino surge del

núcleo motor del nervio trigémino en el tegmento del puente

362

362. La raíz eferente del nervio trigémino inerva

los músculos de la masticación y los tensores del tímpano y el paladar, el milohioideo y el vientre anterior del digástrico

363

363. El núcleo motor del nervio trigémino recibe fibras de

la corteza cerebral (corticobulbares) y los núcleos sensoriales del nervio trigémino.

364

364. Las proyecciones corticales a las neúronas motoras trigeminales son

bilaterales y simétricas a través de fibras corticobulbares directas y corticorreticulobulbares indirectas

365

365. Las lesiones que afectan el núcleo motor del nervio trigemino o la raíz eferente ocasionan

parálisis del tipo de la neurona motora baja de los músculos inervados por esta raíz.

366

366. La raíz aferente del nervio trigémino contiene

dos tipos de fibras aferentes.

367

367. Las fibras propioceptivas de estructuras profundas de la cara siguen a través de

las raíces eferente y aferente.

368

368. Las fibras propioceptivas de estructuras profundas de la cara siguen a través de las raíces eferente y aferente. Son procesos periféricos de

neuronas unipolares en el núcleo mesencefálico del nervio trigémino

369

369. Las fibras propioceptivas de estructuras profundas de la cara siguen a través de las raíces eferente y aferente. Son procesos periféricos de neuronas unipolares en el núcleo mesencefálico del nervio trigémino localizadas en

los niveles pontino rostral y mesencefálico caudal

370

370. el núcleo mesencefálico del nervio trigémino es único porque es

homólogo del ganglio de la raíz dorsal y no obstante su colocación es central

371

371. Las fibras propioceptivas al núcleo mesencefálico conducen

presión y cinestesia de los dientes, el periodonto, el paladar duro y las cápsulas articulares e impulsos de receptores de estiramiento en los músculos de la masticación

372

372. Las eferencias del núcleo mesencefálico están destinadas al

cerebelo, el tálamo, los núcleos motores del tallo cerebral y la formación reticular

373

373. El núcleo mesencefálico se relaciona con

mecanismos que controlan la fuerza de la mordida.

374

374. [del nervio trigemino] Por lo regular, las fibras exteroceptivas son sensoriales somáticas que conducen sensaciones de

dolor, temperatura y tacto de la cara y la superficie anterior de la cabeza.

375

375. [del nervio trigemino] Por lo regular, las fibras exteroceptivas son sensoriales somáticas que conducen sensaciones de

dolor, temperatura y tacto de la cara y la superficie anterior de la cabeza. Las neuronas de origen de estas fibras se ubican en - el ganglio semilunar (de Gasser).

376

376. Los procesos periféricos de las neuronas del ganglio semilunar (de Gasser) están distribuidos en

las tres divisiones del nervio trigémino: oftálmica, maxilar y mandibular

377

377. Los procesos periféricos de las neuronas del ganglio semilunar (de Gasser) están distribuidos en

las tres divisiones del nervio trigémino: oftálmica, maxilar y mandibular

378

378. Los procesos periféricos de las neuronas del ganglio semilunar (de Gasser) están distribuidos en las tres divisiones del nervio trigémino: oftálmica, maxilar y mandibular Los procesos centrales de estas neuronas unipolares penetran en

la superficie lateral del puente y se distribuyen por sí mismas

379

379. Los procesos periféricos de las neuronas del ganglio semilunar (de Gasser) están distribuidos en las tres divisiones del nervio trigémino: oftálmica, maxilar y mandibular. Los procesos centrales de estas neuronas unipolares penetran en la superficie lateral del puente y se distribuyen por sí mismas, como se comenta a continuación. Algunas de estas fibras descienden en el puente y la médula oblongada y siguen hacia abajo hasta el nivel de … y como se le llama a esto

segundo o tercer segmento medular cervical como fascículo descendente (espinal) del nervio trigémino.

380

380. Que conducen las fibras del fascículo descendente (espinal) del nervio trigémino

Conducen sensaciones de dolor y temperatura

381

381. A lo largo de su curso caudal las fibras del fascículo descendente (espinal) del nervio trigémino se proyectan en

neuronas del núcleo adyacente del fascículo descendente del nervio trigémino (núcleo espinal trigeminal).

382

382. El núcleo espinal trigeminal se divide en tres partes con base en su citoconfiguración: ¿Cuáles son estas 3 partes ?

bucal , interpolar y caudal

383

383. La parte bucal del nucleo espinal del nervio trigeminal se extiende (extensión de esta)

de la zona de entrada del nervio trigémino en el puente hasta el nivel del tercio rostral del núcleo olivar inferior en la médula oblongada

384

384. La parte bucal del nucleo espinal del nervio trigeminal recibe sensibilidad ¿de que tipo y de donde?

táctil de la mucosa bucal

385

385. Extensión de la parte interpolar del nucleo espinal del nervio trigeminal

desde la extensión caudal de la parte bucal hasta un punto rostral respecto de la decusación piramidal en la médula oblongada

386

386. Que propaga la parte interpolar del nucleo espinal del nervio trigeminal

propaga dolor dental

387

387. Extensión de la parte caudal del nucleo espinal del nervio trigeminal

se extiende de la decusación piramidal al segundo o tercer segmento espinal cervical

388

388. Que recibe la parte caudal del nucleo espinal del nervio trigeminal

sensaciones de dolor y temperatura de la cara.

389

389. Los axones de las neuronas del núcleo espinal trigeminal cruzan la línea media y forman el

fascículo trigeminal ascendente secundario ventral

390

390. Donde termina el fascículo trigeminal ascendente secundario ventral

en el talamo

391

391. De donde vienen el fascículo trigeminal ascendente secundario ventral y el fascículo descendente (espinal) del nervio trigémino.

el fascículo trigeminal ascendente secundario ventral de las neuronas del núcleo espinal trigeminal y el fascículo descendente (espinal) del nervio trigémino proviene del ganglio semilunar (de Gasser)

392

392. el fascículo trigeminal ascendente secundario ventral, que sigue en dirección rostral para terminar en el tálamo. Durante su curso rostral, estas fibras de segundo orden emiten ramas colaterales a varios núcleos motores del tallo cerebral ¿Cuáles nucleos motores?

(nervios hipogloso [nervio craneal XII], vago [nervio craneal X], glosofaríngeo [nervio craneal IX], facial [nervio craneal VII] y trigémino [nervio craneal VI) a fin de establecer reflejos

393

393. El fascículo espinal del nervio trigeminal se relaciona sobre todo con

la transmisión de sensaciones de dolor y temperatura.

394

394. El fascículo espinal del nervio trigeminal se relaciona sobre todo con la transmisión de sensaciones de dolor y temperatura. En ocasiones se secciona por medios quirúrgicos a un nivel bajo (tractotomía trigeminal) para aliviar el dolor refractario. Estas operaciones alivian el dolor pero dejan intacta la

- sensación táctil

395

395. El fascículo espinal del nervio trigeminal también lleva fibras aferentes somáticas que, como se comentó antes, discurren con

otros nervios craneales (facial [nervio craneal VII], glosofaríngeo [nervio craneal IX] y vago [nervio craneal X]).

396

396. Otras fibras de entrada del nervio trigémino se bifurcan al

396. Otras fibras de entrada del nervio trigémino se bifurcan al

397

397. Otras fibras de entrada del nervio trigémino se bifurcan al ingresar en el puente en las ramas ascendente y descendente. Estas fibras conducen

sensaciones de tacto

398

398. Otras fibras de entrada del nervio trigémino se bifurcan al ingresar en el puente en las ramas ascendente y descendente. Estas fibras conducen sensaciones de tacto. Las ramas descendentes se unen al

fascículo espinal del nervio trigémino y siguen el curso ya comentado

399

399. Otras fibras de entrada del nervio trigémino se bifurcan al ingresar en el puente en las ramas ascendente y descendente. Estas fibras conducen sensaciones de tacto. Las ramas ascendentes, más cortas, se proyectan en el núcleo sensorial principal del nervio trigémino. Desde este último ascienden fibras de segundo orden en sentidos ipsolateral y contralateral como

fascículo trigeminal ascendente dorsal hasta el tálamo.

400

400. Otras fibras de entrada del nervio trigémino se bifurcan al ingresar en el puente en las ramas ascendente y descendente. Estas fibras conducen sensaciones de tacto. Las ramas ascendentes, más cortas, se proyectan en el núcleo sensorial principal del nervio trigémino. Desde este último ascienden fibras de segundo orden en sentidos ipsolateral y contralateral como fascículo trigeminal ascendente dorsal hasta el tálamo. Algunas fibras cruzadas siguen asimismo en el

fascículo trigeminal ascendente trigeminal ventral.

401

401. Una vez que se forman, los dos fascículos trigeminales secundarios (dorsal y ventral) se sitúan laterales en relación con

el lemnisco medial, entre este último y el fascículo espinotalámico

402

402. Por que no se suprimen las sensaciones táctiles al cortar el fascículo espinal trigeminal

Puesto que las fibras que conducen la sensación táctil se bifurcan al entrar en el puente y terminan en los núcleos trigeminales espinal y sensorial principal

403

403. Estudios de fibras trigeminotalámicas revelaron que la mayor parte de ellas surge del

núcleo sensorial principal y el segmento interpolar del núcleo espinal

404

404. Estudios de fibras trigeminotalámicas revelaron que la mayor parte de ellas surge del núcleo sensorial principal y el segmento interpolar del núcleo espinal. Casi todas estas fibras desembocan en

el tálamo contralateral (núcleo ventral posterior medial), con escasas terminaciones ipsolaterales

405

405. Otras eferencias de los núcleos trigeminales incluyen proyecciones al

cerebelo ipsolateral a través del pedúnculo cerebeloso inferior (desde los núcleos espinal y sensorial principal), el asta dorsal de la médula espinal (de forma bilateral) proveniente del núcleo espinal y el cerebelo (desde el núcleo mesencefálico).

406

406. De donde provienen las eferencias de los nucleos trigeminales que van al cerebelo ipsilateral , asta dorsal de la medula espinal y cerebelo

al cerebelo ipsolateral a través del pedúnculo cerebeloso inferior (desde los núcleos espinal y sensorial principal), el asta dorsal de la médula espinal (de forma bilateral) proveniente del núcleo espinal y el cerebelo (desde el núcleo mesencefálico).

407

407. La neuralgia trigeminal (tic doloroso) es

una sensación dolorosa incapacitante en la distribución de las ramas del nervio trigémino

408

408. La neuralgia trigeminal (tic doloroso) es una sensación dolorosa incapacitante en la distribución de las ramas del nervio trigémino. El dolor es de naturaleza

paroxística, punzante o lancinante

409

409. La neuralgia trigeminal (tic doloroso) es una sensación dolorosa incapacitante en la distribución de las ramas del nervio trigémino. El dolor es de naturaleza paroxística, punzante o lancinante y suele desencadenarse por

la alimentación, el habla o el cepillado dental.

410

410. Las colaterales de los fascículos trigeminales ascendentes secundarios hacen sinapsis con los núcleos de los nervios craneales siguientes a fin de establecer respuestas reflejas: ¿cuales nervios craneales y para suscitar q ?

1. El núcleo motor del trigémino para suscitar el reflejo mandibular.
2. Los núcleos motores faciales en ambos lados, que inducen un reflejo bilateral de parpadeo, el reflejo corneal (directo y consensual), en respuesta a estimulación corneal unilateral
3. El núcleo ambiguo, el centro respiratorio de la formación reticular y la médula espinal (núcleos del nervio frénico y células del asta anterior para los músculos intercostales) tienen como resultado el reflejo de estornudo en respuesta a la estimulación de la mucosa nasal.
4. El núcleo motor dorsal del vago corno parte del reflejo del vómito.
5. El núcleo salival inferior por reflejo salival.
6. El núcleo hipogloso para movimientos reflejos de la lengua en reacción a la estimulación lingual.
7. El núcleo salival superior que induce lágrimas en respuesta a la irritación corneal, el reflejo de lagrimeo.

411

411. Los núcleos motores faciales en ambos lados, que inducen un reflejo bilateral de parpadeo, el reflejo corneal (directo y consensual), en respuesta a estimulación corneal unilateral. La rama aferente del reflejo es el

nervio trigémino y su fascículo descendente (espinal).

412

412. Los núcleos motores faciales en ambos lados, que inducen un reflejo bilateral de parpadeo, el reflejo corneal (directo y consensual), en respuesta a estimulación corneal unilateral. La rama aferente del reflejo es el nervio trigémino y su fascículo descendente (espinal). Ramas colaterales del fascículo espinal hacen sinapsis en

las partes bucal o interpolar del núcleo espinal del nervio trigémino

413

413. Los núcleos motores faciales en ambos lados, que inducen un reflejo bilateral de parpadeo, el reflejo corneal (directo y consensual), en respuesta a estimulación corneal unilateral. La rama aferente del reflejo es el nervio trigémino y su fascículo descendente (espinal). Ramas colaterales del fascículo espinal hacen sinapsis en las partes bucal o interpolar del núcleo espinal del nervio trigémino. A continuación se conectan con los núcleos faciales en ambos lados a través de

la formación reticular

414

414. Las fibras trigeminales establecen tres tipos de sinapsis con núcleos faciales: ¿Cuáles son estas ?

a) disináptica con el núcleo del nervio facial ipsolateral, b) polisináptica con el núcleo facial ipsolateral y c) indirecta y polisináptica, con el núcleo del nervio facial contralateral.

415

415. El aporte sanguíneo del puente de varolio deriva de

la arteria basilar

416

416. Tres grupos de vasos suministran sangre a regiones específicas del puente de Varolio: ¿Cuáles son estos?

los paramedianos y los circunferenciales cortos y largos.

417

417. Los vasos paramedianos (de cuatro a seis) surgen de

la arteria basilar

418

418. Los vasos paramedianos (de cuatro a seis) surgen de la arteria basilar, penetran en un plano ventral en el puente e irrigan

la base del puente medial y el tegmento.

419

419. Los vasos paramedianos (de cuatro a seis) surgen de la arteria basilar, penetran en un plano ventral en el puente e irrigan la base del puente medial y el tegmento. Entre las estructuras que riegan estos vasos se encuentran

núcleos pontinos, haces del fascículo corticoespinal dentro de la base del puente y el lemnisco medial.

420

420. Arterias circunferenciales cortas que proceden de la arteria basilar ingresan en el

pedúnculo cerebeloso medio

421

421. Arterias circunferenciales cortas que proceden de la arteria basilar ingresan en el pedúnculo cerebeloso medio y perfunden la

región ventrolateral de la base del puente.

422

422. Las arterias circunferenciales largas incluyen

la cerebelosa anteroinferior, auditiva interna y cerebelosa superior.

423

423. Las arterias circunferenciales largas incluyen la cerebelosa anteroinferior, auditiva interna y cerebelosa superior. La primera riega el

tegmento lateral de los dos tercios inferiores del puente y el ce-rebelo ventrolateral

424

424. Las arterias circunferenciales largas incluyen la cerebelosa anteroinferior, auditiva interna y cerebelosa superior. La 2da que puede surgir de la cerebelosa anteroinferior o la arteria basilar, irriga

los nervios craneales auditivo, vestibular y facial.

425

425. La arteria cerebelosa superior perfunde

el puente dorsolateral, los pedúnculos cerebelosos medio y superior (brachium pontis y brachium conjunctivum) y la formación reticular dorsal.

426

426. En ocasiones, estos vasos también irrigan las porciones ventrolaterales del tegmento pontino

Las arterias circunferenciales largas incluyen la cerebelosa anteroinferior, auditiva interna y cerebelosa superior.

427

427. Abductor

Es el sexto nervio craneal se denomina así porque inerva el músculo recto lateral

428

428. Alzheimer, enfermedad

Afección degenerativa del cerebro conocida con anterioridad como demencia senil. Se caracteriza por pérdida de la memoria, atrofia cortical, placas seniles y marañas neurofibrilares

429

429. Ángulo pontocerebeloso

Ángulo entre la médula oblongada, el puente de Varolio y el cerebelo. Contiene los nervios craneales séptimo (facial) y octavo (vestibulococlear).

430

430. Brachium conjunctivum (latín brachion, "brazo"; conjunctiva, "que conecta")

- (pedúnculo cerebeloso superior). - Haz de fibras parecido a un brazo que une el cerebelo y el mesencéfalo.

431

431. Brachium pontis (latín brachion, "brazo"; pontis, "puente")

(pedúnculo cerebeloso medio). Haz de fibras similar a un brazo que conecta el puente y el cerebelo.

432

432. Colículo facial (latín colliculus, "elevación pequeña").

Elevación en el piso del cuarto ventrículo que cubre la rodilla del nervio facial y el núcleo abductor

433

433. Comisura de Probst

Haz de fibras que conecta los núcleos del lemnisco lateral entre sí y con el colículo inferior

434

434. Cuerpo restiforme (latín restis, "cuerda"; forma, "forma").

Cuerpo (pedúnculo cerebeloso inferior) en forma de cuerda

435

435. Cuerpo trapezoide (latín trapezoides, "en forma de mesa").

La estría acústica ventral en el tegmento del puente constituye el cuerpo trapezoide

436

436. Cuerpo yuxtarrestiforme (latín juxta, "muy cerca"; restis, "cuerda"; forma, "forma").

Haz de fibras nerviosas en proximidad con el cuerpo restiforme (pedúnculo cerebeloso inferior). Lleva fibras vestibulares y reticulares del y hacia el cerebelo

437

437. Diplopía (griego diplos, "doble"; ops, "ojo").

Percepción de dos imágenes de un objeto. La visión doble es resultado de una debilidad de los músculos extraoculares.

438

438. Enfermedad de Parkinson

Enfermedad degenerativa del cerebro caracterizada por temblor y rigidez posturales por pérdida de neuronas dopaminérgicas en la sustancia negra

439

439. Ganglio de Gasser

Ganglio sensorial (semilunar) del nervio trigémino

440

440. Ganglio de Scarpa (griego ganglion, "nudo").

Estructura que contiene células bipolares que dan lugar al nervio vestibular. Se localiza en el meato auditivo interno

441

441. Ganglio espiral

- Ganglio sensorial del nervio coclear; contiene células bipolares

442

442. Ganglio semilunar (latín semi, "mitad"; luna, "luna").

Similar a una creciente o medialuna. El ganglio semilunar (de Gasser) del nervio trigémino se halla en el extremo medial del hueso petroso.

443

443. Giros de Heschl (griego gyros, "círculo").

Los giros transversales en el lóbulo temporal son los sitios de la corteza auditiva primaria

444

444. Haz eferente de Rasmussen

Haz eferente olivococlear en el puente de Varolio que se extiende de los núcleos periolivares a las células pilosas del órgano de Corti. Suprime la receptividad del órgano terminal coclear.

445

445. Hemiplejía alterna

Paresia de los nervios craneales ipsolateral en relación con la lesión del tallo cerebral y del tronco y las extremidades contralateral respecto de la lesión

446

446. Hiperacusia (griego hyper, "arriba"; akousis, "audición").

Sensibilidad anormal a ruidos intensos. Suele observarse en personas con lesiones del nervio facial y parálisis subsecuente del músculo del estribo

447

447. Istmo (griego isthmos, "conexión estrecha entre dos cuerpos o espacios grandes").

La porción más estrecha del cerebro caudal. Se encuentra entre el puente de Varolio y el mesencéfalo.

448

448. Lágrimas de cocodrilo o

(síndrome de Bogorad

449

449. Lágrimas de cocodrilo (síndrome de Bogorad).

Producción de lágrimas al comer como resultado de la inervación aberrante de fibras del nervio facial, de tal manera que las fibras destinadas a inervar las glándulas lagrimales llegan a las glándulas submandibulares y sublinguales

450

450. Lemnisco lateral (griego lemniskos, "listón").

Haz de fibras que lleva fibras auditivas de segundo y tercer órdenes en el tallo cerebral.

451

451. Locus ceruleus (latín, "lugar azul oscuro").

Núcleo noradrenérgico pigmentado en el puente rostral que tiene un color azul oscuro en los cortes

452

452. Modiolo (latín, "nave, cubo de la rueda").

Pilar central (eje) de la cóclea. Su estructura sugiere el cubo de la rueda con emisiones radiales (lámina espiral) unidas a él.

453

453. Movimiento conjugado de los ojos (latín conjugatus, "acoplados").

Desviación lateral de los ojos en paralelo.

454

454. Nervio facial.

Séptimo nervio craneal. Willis lo dividió en una porción dura (facial) y otra blanda (auditiva).

455

455. Nervio intermedio (nervio de Wrisberg).

Raíz lateral del nervio facial que contiene componentes viscerales motores y sensoriales.

456

456. Nervio trigémino (latín tres, "tres"; geminus, "gemelos").

456. Nervio trigémino (latín tres, "tres"; geminus, "gemelos").

457

457. Neuralgia trigeminal

(tic doloroso, síndrome de Fothergill). Ataques paroxísticos de dolor facial intenso en la distribución sensorial del nervio trigémino

458

458. Neuroma acústico.

- Tumor en el octavo nervio craneal que se caracteriza por sordera y vértigo.

459

459. Nistagmo (griego nystagmos, "somnolencia, cabeceo").

Cabeceo o cierre de los ojos en una persona somnolienta. En la actualidad el término se refiere a oscilaciones rítmicas involuntarias de los ojos

460

460. Núcleo de Bechterew

Núcleo superior del nervio vestibular.

461

461. Núcleo de Deiters

Núcleo vestibular lateral

462

462. Núcleo de Schwalbe

Núcleo vestibular medial

463

Núcleo vestibular medial

Uno de los núcleos reticulares perihipoglosos en la médula oblongada. Se relaciona con el movimiento ocular.

464

464. Oftalmoplejía internuclear (síndrome del fascículo longitudinal medial).

Padecimiento Caracterizado por parálisis de la aducción ocular ipsolateral respecto de la lesión del fascículo longitudinal medial y nistagmo monocular en el ojo contralateral en abducción.

465

465. Parálisis de Bell. -

Parálisis facial ipsolateral respecto de una lesión del nervio facial

466

466. Parálisis facial central.

Debilidad de los músculos faciales inferiores contralateral a una lesión en la corteza cerebral o fibras corticobulbares.

467

Debilidad de los músculos faciales inferiores contralateral a una lesión en la corteza cerebral o fibras corticobulbares.

Parpadeo en respuesta a estimulación de la córnea, La rama aferente del reflejo ocurre a través del nervio trigémino y la eferente por la vía del nervio facial

468

468. Reflejo de estornudo (nasal).

Estornudo como reacción al hor-migueo nasal. El extremo aferente del reflejo tiene lugar a través del nervio trigémino; los extremos eferentes discurren por la vía de los nervios vago, frénico e intercostal

469

469. Reflejo de lagrimeo

Producción de lágrimas en respuesta a la estimulación corneal. La rama aferente del reflejo se proyecta a través del nervio trigémino y la rama eferente por la vía del nervio facial

470

470. Reflejo del vómito

Vómito como reacción a la estimulación de la pared faríngea. La rama aferente del reflejo discurre a través del nervio trigémino y la rama eferente por la vía del nervio vago.

471

471. Reflejo mandibular.

Contracción de los músculos masetero y temporal en respuesta a un golpe justo abajo del labio inferior. Las ramas aferentes y eferentes del reflejo discurren por la vía del nervio trigémino. El reflejo es obvio en lesiones de neurona motora superior.

472

472. Reflejo salival

Salivación en respuesta a la estimulación del trigémino. La rama aferente del reflejo discurre a través del nervio trigémino y la rama eferente por la vía del nervio glosofaríngeo.

473

473. Sáculo (latín sacculus, "bolsa o saco pequeño").

Uno de los órganos terminales vestibulares del oído interno. Detecta el desplazamiento lineal del cuerpo

474

474. Síndrome de Horner

La caída de los párpados (ptosis), constric-ción de la pupila (miosis), retracción del globo ocular (enoftalmos) y pérdida de la sudación en la cara (anhidrosis). El síndrome se debe a la interrupción de las fibras descendentes del simpático. Se conoce asimismo como síndrome de Bernard-Horner y parálisis oculosimpática.

475

475. Tegmento (latín, "recubrimiento").

Partes dorsales del puente y el mesencéfalo.

476

476. Utrículo (latín utricu/us, "saco pequeño

Órgano terminal vestibular sensorial que reconoce el desplazamiento lineal del cuerpo

477

477. Los síndromes pontinos basales se deben a anomalías en la parte basal del puente de Varolio y afectan

las raicillas de nervios craneales y haces del fascículo corticoespinal en la base del puente

478

478. Las manifestaciones del síndrome de millard-gubler

parálisis facial ipsolateral de tipo periférico y hemiplejía contralateral de la variedad de neurona motora superior. Con frecuencia, la lesión puede extenderse en sentidos medial y rostral para incluir las raicillas del sexto nervio

479

479. El síndrome de Gellé, consiste

sordera ipsolateral, vértigo, parálisis variable del nervio facial y hemiparesia contralateral

480

480. Donde es la lesión en el síndrome de Gellé

en el puente de Varolio ventrolateral caudal e incluye el nervio vestibulócoclear (nervio craneal VIII) y fibras del tracto o fascículo corticoespinal con afección variable del nervio facial.

481

481. El síndrome de Brissaud-Sicard, incluye

hemiespasmo facial ipsolateral y hemiparesia contralateral

482

482. En El síndrome de Brissaud-Sicard La lesión se encuentra en

el puente de Varolio caudal y afecta las raicillas proyectadas al nervio facial (nervio craneal VII) y fibras del tracto corticoespinal.

483

483. Síndrome pontino basal rostral Si la lesión pontina basal ocurre en

un punto más rostral, a nivel del nervio trigémino

484

484. Síndrome pontino basal rostral Si la lesión pontina basal ocurre en un punto más rostral, a nivel del nervio trigémino, las manifestaciones incluyen signos

trigeminales ipsolaterales (sensoriales y motores) y hemiplejía contralateral de la variedad de neurona motora superior.

485

485. Describa la hemiparesia motora pura o atáxica

La primera es secundaria a la afección de fascículos del tracto corticoespinal dentro de la base del puente de La primera es secundaria a la afección de fascículos del tracto corticoespinal dentro de la base del puente de

486

486. Síndrome de disartria y mano torpe como se describe

Las lesiones vasculares de la base pontina en la unión del tercio superior y los dos tercios inferiores del puente de Varolio suelen acompañarse del síndrome de disartria y mano torpe. Este síndrome se caracteriza por debilidad facial central (supranuclear), disartria y disfagia graves, paresia y torpeza de la mano

487

487. Signos caracteristicos del Síndrome de disartria y mano torpe

Este síndrome se caracteriza por debilidad facial central (supranuclear), disartria y disfagia graves, paresia y torpeza de la mano

488

488. Por que se provoca el síndrome de desaferentación

es un trastorno pontino basal grave e incapacitante por un infarto en la mitad ventral del puente de Varolio.

489

489. Describa el síndrome de desaferentación

En este síndrome hay parálisis de toda la actividad motora como resultado de la afección de tractos corticoespinales en la base del puente y afonía (pérdida de la voz) por la inclusión de fibras corticobulbares que cursan en la base del puente. No se afectan la mirada vertical ni el parpadeo y son los únicos medios por los qué se comunican estos individuos. Los enfermos se refieren a menudo como cuerpos con ojos vivos".

490

490. Las lesiones vasculares unilaterales o bilaterales discretas en la base del puente se acompañan de

llanto y, de manera infrecuente, risa patológicos

491

491. Casi todos los casos de llanto o risa patológicos se vinculan con

lesiones frontales o parietales bilaterales con parálisis seudobulbar

492

492. Los síndromes pontinos tegmentarios son consecutivos a lesiones en el tegmento del puente de Varolio que afectan

núcleos de nervios craneales o raicillas y fascículos largos en el tegmento

493

493. Estructuras que se ven afectadas en el síndrome tegmentario medial

el núcleo y las raicillas del nervio abductor (nervio craneal VI), la rodilla del nervio facial y el lemnisco medial

494

494. Las manifestaciones del síndrome tegmentario medial incluyen

parálisis ipsolateral del sexto nervio y parálisis de la mirada lateral, parálisis facial ipsolateral de la variedad periférica y pérdida contralateral de la cinestesia y el tacto discriminativo

495

495. El síndrome uno y medio se distingue por

parálisis ipsolateral de la mirada lateral que resulta de la afección del núcleo abductor y oftalmoplejía internuclear (parálisis de la abducción del ojo ipsolateral respecto de la lesión y nistagmo del ojo en abducción) como resultado de la afección del fascículo longitudinal medial.

496

496. El síndrome uno y medio se distingue por parálisis ipsolateral de la mirada lateral que resulta de la afección del núcleo abductor y oftalmoplejía internuclear (parálisis de la abducción del ojo ipsolateral respecto de la lesión y nistagmo del ojo en abducción) como resultado de la afección del fascículo longitudinal medial. ¿Cómo es la lesion?

La lesión vascular es discreta en el tegmento paramediano dorsal e incluye el núcleo abductor y el fascículo longitudinal medial

497

497. El síndrome uno y medio tipo II se relaciona con trombosis del … que afecta …

seno cavernoso que afecta dos de sus contenidos: el nervio abductor y la arteria carótida interna.

498

498. El cuadro clínico del síndrome uno y medio tipo II comprende

parálisis del nervio abductor e infarto del hemisferio cerebral (centro de la mirada)

499

499. Las lesiones vasculares en el tegmento pontino dorsolateral que afectan estructuras que irrigan la arteria cerebelosa anteroinferior (ACAI) en un lado, junto con una lesión vascular en la médula oblongada dorsolateral que incluye formaciones cuyo riego proviene de la arteria cerebelosa posteroinferior (ACPI) en el otro lado, producen

pérdida sensorial disociada (pérdida de las sensaciones de dolor y temperatura con preservación de las sensaciones de vibración y posición) que afecta la totalidad del cuerpo, además de ataxia troncal y de las extremidades sin debilidad.

500

500. A que se debe la perdida sensorial y la ataxia en el síndrome pontino tegmentario dorsolateral

La pérdida sensorial disociada se debe a la afección simultánea y bilateral de los fascículos espinotalámicos y el sistema trigeminal sin inclusión del sistema lemniscal. La ataxia se atribuye a la afección de fibras destinadas al cerebelo que cursan en el tegmento o, de manera alternativa, el cerebelo mismo.

501

501. El síndrome de foville (síndrome de Raymond-Foville) se caracteriza por

un tipo periférico ipsolateral de parálisis del nervio facial y la mirada horizontal y hemiparesia contralateral.

502

502. En el síndrome de foville la lesión se identifica muchas veces en

el puente de Varolio caudal e incluye el fascículo corticoespinal (hemiparesia contralateral), la formación reticular pontina paramediana (FRPP), el núcleo abductor, o ambos (parálisis de la mirada conjugada), además del núcleo o fascículo del nervio facial (debilidad del músculo facial).

503

503. A menudo las lesiones laterales o paramedianas en el tegmento del puente de Varolio caudal se acompañan de

alucinosis musicales

504

504. A menudo las lesiones laterales o paramedianas en el tegmento del puente de Varolio caudal se acompañan de alucinosis musicales. Las melodías o sonidos son casi siempre familiares. La anormalidad puede comprometer una o más de las estructuras auditivas siguientes:

estría acústica (incluido el cuerpo trapezoide), núcleo olivar superior, lemnisco lateral.

505

505. Las lesiones laterales o paramedianas en el tegmento del puente de Varolio caudal aparte de lesiones en estructuras auditivas se ven afectados

fibras del nervio trigémino destinadas al músculo tensor del tímpano y fibras del nervio facial al músculo del estribo y ambas discurren en el puente de Varolio caudal

506

506. Las alucinaciones musicales se deben a

se atribuyen a la liberación de recuerdos auditivos por desinhibición de vías reticulares del núcleo del rafe pontino a centros sensoriales en el tálamo y la corteza cerebral

507

507. En que consiste el síndrome pontino tegmentario medio (síndrome de Grenet)

consiste en termoanalgesia en ambos lados de la cara y el tronco contralateral, afección ipsolateral motora del nervio trigémino (nervio craneal V) (parálisis de músculos de la masticación), ataxia y temblor y hemiparesia contralateral.

508

508. Donde se halla La anomalía en el síndrome pontino tegmentario medio (síndrome de Grenet)

se halla en el tegmento del puente de Varolio medio e incluye el núcleo trigeminal y fibras trigeminotalámicas, el pedúnculo cerebeloso superior y el fascículo espinotalámico y se extiende de forma ventral para incluir fibras corticoespinales.

509

509. Síndrome pontino tegmentario rostral o

(síndrome de Raymond-Cestan-Chenais)

510

510. En el síndrome de Raymond-Cestan-Chenais la lesión se encuentra en

el puente de Varolio rostral e incluye el lemnisco medial el fascículo longitudinal medial, el fascículo espinotalámico y fibras cerebelosas

511

511. Signos del síndrome de Raymond-Cestan-Chenais

son oftalmoplejía internuclear (fascículo longitudinal medial), ataxia ipsolateral (fibras cerebelosas) y pérdida hemisensorial (lemnisco medial y fascículo espinotalámico). Con la extensión ventral puede haber hemiparesia contralateral por afección del fascículo corticoespinal

512

512. Síndrome pontino tegmentario lateral extremo o

(síndrome de Marie-Foix)

513

513. En el síndrome de Marie-Foix se observa

ataxia cerebelosa ipsolateral y hemiparesia contralateral, con pérdida hemisensorial o sin ella.

514

514. En el síndrome de Marie-Foix la lesión es en

puente de Varolio lateral extremo rostral incluye el pedúnculo cerebeloso medio (brachium pontis) (ataxia), el fascículo espinotalámico (pérdida hemisensorial) y el fascículo corticoespinal (hemiparesia).

515

515. Rara vez se presenta el cuadro clínico completo de síndrome de Marie-Foix que incluye

parálisis ipsolateral de nervios craneales, síndrónie de Horner, hemiataxia, mioclono palatino y pérdida sensorial espinotalámica contralátéral.

516

516. En sujetos con lesiones vasculares pontinas se ha descrito a me-nudo una variedad de anormalidades oscilatorias del movimiento ocular. Éstas se denominan

sacudida ocular, sacudida ocular inversa, hundimiento ocular y hundimiento ocular inverso con base en la anomalía oscilatoria predominante.

517

517. es necesario y suficiente para generar el sueño de movimientos oculares rápidos (MOR).

El puente de Varolio

518

518. el ser humano sugieren que las lesiones pontinas tegmentarias mediales, que afectan tal vez la FRPP en ambos lados, se acompañan del

- síndrome de hiperventilación central neurógena

519

519. del síndrome de hiperventilación central neurógena. se distingue por

taquipnea sostenida que persiste a pesar de una Po2 y un pH arteriales elevados y Pco2 arterial baja. Se ha conjeturado qde este tipo desinhibe las influencias pontinas inhibidoras en neuronas respiratorias de la médula oblongadaue una lesión pontina

520

520. La respiración es de dos tipos

voluntaria y autónoma

521

521. En pacientes con anormalidades de la base del puente se observa la pérdida selectiva de

la respiración voluntaria.

522

522. Se presupone que las vías respiratorias autónomas se inician en

la corteza límbica e incluyen estructuras diencefálicas, el sistema reticular del tallo cerebral, el puente de Varolio lateral o dorsal, los núcleos de la médula oblongada que median respiraciones autónomas y las neuronas respiratorias de la médula espinal.

523

523. Hay pérdida selectiva de la respiración autónoma en personas con

- la maldición de Ondine, lesiones de la médula oblongada o anomalías de la médula cervical alta bilaterales.

524

524. Ataxia (griego an, "negativo"; taxis, "orden").

Sin orden, desorganizado. Descoordinación del movimiento que se observa en una enfermedad cerebelosa. El término lo utilizaron Hipócrates y Galeno para la acción desordenada de cualquier tipo, como la irregularidad del pulso.

525

525. Disartria (griego dys, "difícil"; arthroun, "pronunciación").

Articulación imperfecta del lenguaje por una alteración del con-trol muscular

526

526. Disfagia (griego dys, "difícil"; phagien, "comer"

Dificultad para la deglución

527

527. Inclinación ocular (sacudida ocular inversa

Movimiento espontáneo de los ojos en individuos comatosos con movimiento lento hacia abajo y retorno rápido a la posición primaria. Es el reverso de una sacudida ocular. Aparece en pacientes con trastornos del puente de Varolio, ganglios banales o corteza cerebral

528

528. Maldición de Ondine

Síndrome que se identifica por la cesación de la respiración durante el sueño por falla del centro automático medular

529

529. Oftalmoplejía internuclear (síndrome del fascículo longitudinal medial).

Padecimiento caracterizado por parálisis de la aducción ocular ipsolateral a una lesión del fascículo longitudinal medial (FLM) y nistagmo monocular en el ojo contralateral en abducción

530

530. Sacudida ocular

Movimiento sacádico rápido y repetido de los ojos hacia abajo con retorno lento a la posición primaria. Se observa en personas con disfunción pontina grave que no suelen responder

531

531. Síndrome de Foville (síndrome de Raymond-Foville).

Síndrome de hemiplejía alternante consecutivo a lesiones vasculares en el tegmento del puente de Varolio caudal. Se caracteriza por parálisis ipsolateral del nervio facial y parálisis de la mirada conjugada y hemiparesia contralateral.

532

532. Síndrome de Marie-Folie

Síndrome pontino vascular reconoci-ble por ataxia cerebelosa ipsolateral y hemiparesia contralateral, con o sin pérdida hemisensorial.

533

533. Síndrome de Millard-Gubler (síndrome pontino basal caudal).

Síndrome vascular de la base del puente caudal caracterizado por parálisis ipsolateral del nervio facial y hemiplejía contralateral. El trastorno puede incluir parálisis del nervio abductor.

534

534. Síndróme de Raymond- Cestan-Chenais

Síndrome vascular del tegmento rostral del puente de Varolio que se caracteriza por oftalmoplejía internuclear, ataxia ipsolateral y hemiparesia contralateral leve y pérdida hemisensorial

535

535. Taquipnea (griego tachys, "rápido"; pnoia, "respirar").

Rapidez excesiva de la respiración